Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los SSD dominan el mercado de almacenamiento para portátiles y condicionan la reventa

  • Noticias y Actualidad

Hombre con portátil

Sin duda, los ordenadores portátiles son el entorno perfecto para los discos SSD, ya que su formato compacto demanda soluciones de almacenamiento de tamaño reducido, bajo consumo y alto rendimiento. Los equipos con discos HDD están en decadencia, especialmente en los entornos empresariales, y se espera que el aumento de ventas que ha propiciado el fin de Windows 7 precipite su desaparición.

El factor de forma que tienen los discos SSD es el mismo de los HDD de 2,5 pulgadas, creado especialmente para el almacenamiento en los ordenadores portátiles, y esta circunstancia está favoreciendo la transición del almacenamiento HDD a SSD en esta categoría de quipos. Este e un proceso que comenzó con los primeros SSD SATA, pero que ahora podría llegar a término, gracias al impulso final de renovación que ha generado el final del soporte de Microsoft a su viejo sistema operativo, Windows 7.

La transición a Windows 10 está obligando a muchas organizaciones rezagadas a renovar su parque de equipos informáticos con presteza, tanto sobremesa como portátiles. Y, aprovechando esta oportunidad, los proveedores están tratando de liquidar sus equipos más antiguos, con almacenamiento HDD o mixto, con el fin de acabar con el viejo concepto y poder adoptar otros formatos basados en SSD. Esto no responde a un capricho, menos aún para los fabricantes, ya que uno de los problemas cásicos de los portátiles es el sobrecalentamiento, algo que se agrava en el caso de los equipos de alto rendimiento y capacidad de almacenamiento.

En los modelos con gráfica dedicada es imprescindible usar un sistema de enfriamiento con heatpipes y ventiladores adicionales, que normalmente se pone a máxima potencia cuando el disco duro se recaliente, algo que sucede habitualmente y con mucha más frecuencia al cabo de unos años de uso. Con los SSD también se genera calor, pero no se alcanza el nivel de sobrecalentamiento que generan los HDD, por lo que la industria está deseando dejar a tras el almacenamiento magnético para adoptar los diferentes formatos de estado sólido.

Esto permite potenciar los nuevos factores de forma como los equipos ultradelgados o los convertibles, en los que se combinan los clásicos SSD con los nuevos formatos de almacenamiento NAND flash como M2 y similares, basados en la interfaz NVMe. Según los expertos, la industria y la distribución van a aprovechar para liquidar la mayor parte de equipos antiguos, y pronostican que para finales de este año ningún equipo portátil que se venda en Europa Occidental contará con almacenamiento HDD, al menos para el almacenamiento primario.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.