Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los principales proveedores de la nube siguen abriendo nuevas regiones cloud

  • Noticias y Actualidad

crecimiento-nube

El año pasado los proveedores de la nube más importantes avanzaron en su expansión a nuevos mercados emergentes, especialmente en ciertos países de Asia y África, que ofrecen nuevas oportunidades. Ahora, tanto Microsoft como AWS han anunciado que abrirán nuevas regiones cloud en Israel, Qatar y Japón, que les permitirán abrirse paso en dos mercados con grandes posibilidades.

Esta última semana se ha sabido que dos de los gigantes de la nube, Microsoft y AWS, tienen pensado abrir sendas regiones cloud en varios países clave de Medio Oriente y Asia, que son Israel, Qatar y Japón, respectivamente. El plan de Microsoft es abrir un nuevo centro de datos en Israel, con el que podrá crear su propia región cloud en el país. Esto se logrará gracias a que ya cuenta con otras dos infraestructuras similares en la zona, concretamente en los Emirato Árabes Unidos, y entre las tres cumplen los requisitos necesarios para crear una zona independiente.

La compañía espera que este centro de datos estará operativo para el año 2021, cuando se abriría oficialmente la nueva región cloud de Azure en Medio Oriente. Esto le permitirá adaptarse a las leyes de protección de datos de la región, que como ocurre en Europa obligan a los proveedores de la nube que operan en Israel mantener los datos almacenados dentro del país. Además, le permitirá mejorar los servicios que presta actualmente en los países vecinos.

Y, para reforzar aún más su presencia en Medio Oriente, el gigante del software planea abrir otro centro de dato en Qatar, como se supo en diciembre del año pasado. Esto servirá para mejorar la colaboración con el gobierno del país, que quiere acelerar al máximo la transformación digital con el apoyo de un socio de peso, en este caso Microsoft.

Por su parte, Amazon Web Services va a construir una nueva región cloud en Osaka, que se unirá a la que ya tiene en Tokio, y que considera fundamental para sostener en gran crecimiento de los servicios en la nube que se está produciendo en el país. Este proyecto supondrá la construcción de dos centros de datos en la región, que apoyarán al que ya tiene en Osaka, y se espera que las obras acaben a principios de 2021, cuando darían comienzo sus operaciones.

Como en el resto de sus regiones cloud, los tres centros de datos de Osaka contarán con su propia infraestructura de suministro eléctrico, enfriamiento y seguridad, y las tres estarán lo suficientemente separadas como para que las posibles incidencias que se produzcan en una de ellas no afecten al resto, garantizando la disponibilidad y confiabilidad de los datos y los servicios.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.