Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los proveedores cloud expanden su influencia con nuevas redes submarinas

  • Noticias y Actualidad

Conectividad_cables_fibra_1

Con el avance de la digitalización en las empresas, en los gobiernos y en la propia vida de las personas, los servicios en la nube se han vuelto indispensables, y los proveedores cloud están invirtiendo mucho en mejorar su capacidad. Y no solo en construir nuevos centros de datos, sino en construir y actualizar las redes de comunicaciones intercontinentales, que permiten reducir la latencia en la entrega de sus servicios.

En los últimos años las redes de comunicaciones globales han ido mejorando con tecnologías más rápidas y se han extendido por casi todos los mares y océanos del mundo, mediante cables submarinos que interconectan países y continentes muy alejados. Tradicionalmente, los operadores de telecomunicaciones han sido los responsables de este tipo de redes, en colaboración con los operadores de interconexión privada y con empresas dedicadas a la construcción de las propias redes y nodos de datos. Pero, en los últimos años, los proveedores de servicios en la nube han cobrado una gran relevancia en este mercado, invirtiendo fuertes sumas en la construcción de sus propias redes, o combinando esfuerzos con las empresas tradicionales del sector para compartir el ancho de banda.

Su entrada en este sector ha sido muy fuerte, y actualmente los cuatro grandes de Internet: Amazon, Google, Facebook y Microsoft, se han convertido en los mayores inversores en las rutas de interconexión submarina. Esta estrategia les sirve para mantener el control de sus datos y de su capacidad de conexión, pudiendo garantizar unas condiciones de servicio mejores y más estables a sus clientes. Para ello están involucrados en la construcción de los propios cables, las estaciones receptoras en la costa y los nodos y redes de comunicaciones que llevan la conectividad hasta sus centros de datos.

Esta nueva forma de conectar el mundo está propiciando la aparición de nuevas empresas dedicadas a la construcción y a la administración de estas redes submarinas, que están desarrollando nuevos modelos de gestión y operación de las instalaciones y del tráfico. Además, se está remodelando completamente la estructura de las redes globales y de los puntos focales de datos en el mundo, de forma que están surgiendo nuevos nodos de interconexión que están destinados a convertirse en importantes puntos estratégicos dentro del nuevo mundo digital.

Según dijo recientemente Vinay Nagpal, Presidente de la firma Interglobix, una de estas empresas emergentes: “Hay un resurgimiento submarino global”. Añadió que: “La industria se está moviendo hacia un conjunto más diverso de sitios de aterrizaje por cable”. También ha destacado la importante presencia que están adquiriendo las compañías de servicios Over-The-Top (OTT) en este nuevo ecosistema de redes y servicios. Concretamente, dijo: “Creo que los OTT son definitivamente influencers. En el caso de Google, cuando son el único cliente, son los que toman las decisiones”.

Como ejemplo del avance de las grandes compañías de Internet en el sector de las redes de datos submarinas, desde 2010 Google ya ha invertido en 14 nuevos proyectos de cable submarino, incluyendo dos en los que es el único inversor y cliente: Curie y Dunant. El primero conecta la costa oeste de EEUU con su centro de datos de América del Sur en Chile. El segundo enlaza directamente Francia con Virginia Beach, uno de los nodos más importantes del mundo. Por su parte, Facebook se ha involucrado en diez proyectos de cable submarino, y Amazon y Microsoft son propietarios de parte de dos redes de cable.

Otro ejemplo es el cable transatlántico HAVFRUE, en el que Google y Facebook han invertido mucho, y que conecta Dinamarca con New Jersey, dos localizaciones en las que estas compañías tienen importantes centros de datos. Además, está previsto que cuatro nuevos cables lleguen a Virginia Beach, que proporcionarán conectividad a los centros de datos que Microsoft, Google y Facebook tienen en la región. Entre esta lista se encuentra el proyecto MAREA, que está respaldado por Microsoft y Facebook, y que proporciona una conectividad de hasta 160 Terabits por segundo.

Estos proyectos son una muestra de cómo los grandes consumidores de ancho de banda han decidido involucrarse en un sector que es absolutamente estratégico de cara al futuro. Porque el control de las redes de datos que están desplegándose por todo el globo es vital para asegurar el adecuado nivel de servicio que requieren las empresas y los consumidores, que demandan un acceso cada vez más rápido a los datos que guardan en la nube, y a los servicios online. Y cabe espera que en el futuro los gigantes de Internet puedan llegar, incluso, a sustituir a algunos operadores de telecomunicaciones como proveedores de acceso a Internet y a los servicios en la nube.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.