Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un nuevo cable submarino conectará EEUU con Dinamarca

  • Noticias y Actualidad

Cable-Submarino_HAVFRUE_EEUU-EU

Con esta nueva conexión entre Dinamarca y Nueva Jersey, Europa tendrá una vía de comunicación adicional que permitirá llevar los datos hasta el área metropolitana de Nueva York. En el otro lado del atlántico la línea llegará a las costas danesas, pero también tendrá dos ramificaciones hacia Irlanda y Noruega, extendiendo la nueva línea a otros dos países clave de la región.

El nuevo cable submarino HAVFRUE partirá del campus de colocación de NJFX (New Jersey Fiber Exchange), situado en Wall Township, al norte del estado de New Jersey, y llegará a las costas de la península de Jutlandia, en Noruega. Además, contará con dos ramificaciones a lo largo de su camino por el norte de Europa, que llegarán al noroeste de Irlanda y a la zona sur de Noruega. Este proyecto está impulsado por NJFX, que quiere potenciar la capacidad de los centros de datos a nivel global. En palabras de Gil Santaliz, CEO y fundador de NJFX: “el nuevo cable fomenta nuestro objetivo de hacer de New Jersey un punto de aterrizaje estratégico para los despliegues submarinos del mundo y servir como una importante interconexión para las comunicaciones globales. El sistema de cable HAVFRUE representa uno de los más importantes que cruzan el Atlántico. Estamos orgullosos de ser parte de este nuevo sistema de cable submarino”. NJFX constituye uno de los proyectos de interconexión global mediante cables submarinos más grandes del mundo. Mientras que en muchos puntos de llegada en la costa las instalaciones son poco más que un centro de conmutación para dirigir las señales a otras ubicaciones, NJFX cuenta con un centro de datos de categoría TIER III con 10 Megavatios de capacidad de energía, con el que pueden dar servicio a unos 1.000 clientes. Además, cuentan con el único cable submarino que une Nueva Jersey con Nueva York, y sus instalaciones están diseñadas para proporcionar la menor latencia en las comunicaciones transatlánticas con esta gran ciudad, que es uno de los centros de negocio más importantes a nivel mundial.

La instalación del cable correrá a cargo de la empresa Te Subcom, especialista en tendidos de redes submarinas, y será gestionado por un consorcio formado por Aqua Comms, Bulk Infrastrucutre, Google y Facebook. La primera compañía se encargará de la infraestructura en los nodos de Estados Unidos, Dinamarca (situado en Blaabjerg) e Irlanda (en Leckanvy). Y el proveedor noruego de fibra Bulk Infrastructure gestionará la estación de llegada de Noruega, situada en Kristiansand. Sobre esta colaboración multilateral, en CEO de Aqua Comms, Nigel Bayliff, dijo que: “Es realmente un placer trabajar con TE SubCom en otro gran proyecto transatlántico justo después de que hayan completado America Europe Connect-1 para nosotros. El pedigrí y la confiabilidad de los productos, junto con la experiencia y dedicación del equipo siempre resultan evidentes cuando trabajamos junto a ellos”. Por su parte, el Presidente y Propietario de Bulk Infrastructure, Peder Naerboe, declaró: “estamos muy contentos de trabajar con TE SubCom para ampliar nuestra infraestructura de redes y centros de datos sostenibles noruegos. La calidad y experiencia que han entregado a los dos cables de Noruega desde Andenes a Svalbard sobre el Círculo Polar Ártico son una referencia muy convincente para nosotros”.

Google y Facebook, como socios en este proyecto, se beneficiarán de una mejor conectividad para sus instalaciones en los países del Norte de Europa, donde han realizado fuertes inversiones en los últimos años. Con la construcción de instalaciones en estas regiones buscan, en parte, cumplir con la regulación GDPR, que impone almacenar los datos de ciudadanos europeos en centros de datos ubicados dentro de sus fronteras. Este es el caso de los nodos de Irlanda y Dinamarca, que darán servicio a los numerosos datacenter que operan en ambos países. Pero estas compañías también persiguen ser más competitivos en la prestación de sus servicios, reduciendo la latencia inherente a las comunicaciones transcontinentales. Y, con este nuevo cable submarino de última generación, podrán mejorar aún más la velocidad de acceso a los datos y reducir esta latencia, ya que ofrecerá una capacidad de 108 Tbps, que se podrá escalar cuando se implemente la próxima tecnología SLTE.

En el último año se han visto diversos proyectos similares que tratan de mejorar las conexiones globales con Europa, como los diversos cables que han llegado a la península ibérica procedentes de África y las dos américas, o los despliegues de nuevas redes submarinas entre Reino Unido y el continente. Esto tiene que ver con la necesaria actualización tecnológica de las viejas redes submarinas, pero también con la apuesta de las grandes compañías de Internet y de servicios en la nube para abrir nuevas vías de comunicación para hacer frente a las crecientes necesidades de ancho de banda que requieren las empresas digitalizadas y los operadores de centros de datos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.