Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de memoria repondrá el inventario a medida que suban los precios

  • Noticias y Actualidad

Intel SSD 3D NAND

Se espera que este año el precio de la memoria DRAM y NAND flash vuelva a crecer gracias a un aumento de la demanda de los principales segmentos de clientes. Ante estas previsiones los fabricantes han comenzado a acumular inventario de nuevos productos, preparándose para cubrir los futuros pedidos que llegarán, sobre todo, a partir de la primera mitad de 2020.

Durante el último año el precio de la memoria DRAM y NAND ha bajado de forma drástica, llevando al límite a muchos de los fabricantes. La sobreoferta condujo a una guerra de precios que, según los expertos, habría llegado a su fin. A final de año se han incrementado las ventas, lo que ha permitido a la mayor parte de los proveedores de la industria consumir la mayor parte de su inventario, dejando espacio para las nuevas generaciones.

Ahora, las previsiones son que la demanda de memoria DRAM y NAND seguirá creciendo durante buena parte de 2020, haciendo que los engranajes de la industria vuelvan a moverse. Como consecuencia, se espera que los precios vayan creciendo paulatinamente, y en principio se espera que puedan recuperarse para 2021. Mientras tanto, los proveedores se prepararán para el aumento de la demanda acumulando inventario de nuevo, algo que ya ha comenzado a verse. Esto permitirá tener stock disponible de los nuevos formatos de memoria que vieron la luz el año pasado, pero se espera que no lleguen a acumular en exceso, como sucedió desde finales de 2018.

Los observadores de la industria ya han detectado movimientos en este sentido por parte de fabricantes de DRAM como Adata, Transcend o Team Group, que ya están viendo un incremento de sus ASP y un aumento de la demanda. Pero lo mismo reza para los principales fabricantes de memoria de estado sólido 3D NAND, que esperan un aumento en los precios con respecto a 2019, que los expertos estiman que podría situarse entre el 20% y el 30% para este año.

A esto se suman factores a favor de la recuperación económica del sector, como la aparente relajación de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, que probablemente estimulará las ventas de diferentes formatos de memoria de cara a los próximos trimestres. Además, el “providencial” corte de suministro eléctrico en una importante fábrica de memoria de Samsung, el principal proveedor de memoria NAND, ya está teniendo efecto en los precios de los chips, algo que podría prolongarse en el tiempo.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.