Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los fabricantes de memoria confían en que los precios aumenten en 2020

  • Noticias y Actualidad

Intel SSD 3D NAND

En estos últimos meses se está viendo una tendencia hacia el optimismo en la industria de semiconductores, impulsada por la mejora de condiciones del mercado de memoria DRAM y NAND. Los expertos creen que en la primera mitad de 2020 los precios promedio de los chips van a aumentar, acabando con la gran crisis que han sufrido los proveedores a lo largo del último año.

Tanto los medios propios de la industria como las publicaciones especializadas en economía coinciden en que a lo largo de 2020 se va a producir la recuperación de diferentes mercados tecnológicos, entre ellos el de la memoria DRAM y NAND flash. Tras casi un año de la caída casi constante en los precios de los chips de memoria, hacia finales de 2019 se han comenzado a ver señales de una pronta recuperación.

Los expertos han detectado que la demanda de memoria se está acelerando, lo que está permitiendo consumir el exceso de inventario que se había ido acumulando desde finales de 2018. Esto dejará espacio para una próxima oleada de chips de nueva generación, que irán entrando en el mercado durante este próximo año. Una señal importante en este sentido es el incremento de las inversiones de los fabricantes de memoria en nuevas fábricas y en la adaptación de las existentes a los nuevos procesos.

Como han señalado en medios de comunicación como Bloomberg, los fabricantes de semiconductores están enfocando sus esfuerzos cada vez más en los diferentes segmentos de chips de memoria. Esto se debe a que prevén un repunte de los precios para la primera parte de 2020, cuando creen que se iniciará un nuevo período de crecimiento que podría trascender 2020 e, incluso, llegar más allá de 2021.

Cabe destacar que la mejoría abarcará tanto la memoria DRAM como NAND flash, y afectará a la gran mayoría de los segmentos de nueva generación. Esto es señal del impulso que están cogiendo las nuevas tecnologías de computación, tanto a nivel de consumo como profesional, y tanto en equipos de sobremesa como ordenadores portátiles y servidores.

Según comentan diferentes expertos del sector, ahora mismo se perciben importantes oportunidades para los mercados de memoria de cara a los próximos cuatro años, tanto desde el lado del cliente como para los proveedores de chips y de soportes de almacenamiento, y también para los accionistas e inversores. No en vano las acciones de varias compañías han comenzado a subir de nuevo, tras la larga etapa de incertidumbre que se ha vivido hasta el tercer trimestre de 2019. Ejemplos de ello son las compañías Micron y Western Digital, que recientemente han registrado un crecimiento destacado en el valor de sus acciones.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.