Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Avances que permitirán crear cartuchos de cinta de 80 Terabytes

  • Noticias y Actualidad

IBM Mainframe

Los cartuchos de cinta magnética están evolucionando para ofrecer más capacidad de almacenamiento y las funciones avanzadas que demandan los clientes en la era digital. Para lograrlo, la industria está siguiendo una doble vía de investigación y desarrollo, que en los próximos años permitirá a uno de los fabricantes de la industria crear cartuchos de hasta 80 Terabytes.

Un buen número de empresas todavía usa el soporte de cinta magnética para almacenar datos a largo plazo y para tener copias de seguridad de los datos completamente offline. Por ello, la industria está evolucionando sus productos para ampliar la capacidad de los cartuchos de cinta, algo que reforzará la relación con sus clientes de cara al crecimiento de datos que se producirá en los próximos años.

Una de las tecnologías más extendidas es la de las cintas LTO, cuyos proveedores son Sony y Fujifilm, y que recientemente han zanjado sus disputas de patentes para permitir que la industria avance. Pero no son los únicos proveedores, ya que otras firmas como IBM mantienen sus productos basados en cinta magnética para infraestructuras de almacenamiento secundario a largo plazo. Mientras que los miembros del consorcio LTO están trabajando en la siguiente generación de cartuchos, con capacidades de 24 Tb (60 comprimidos), IBM está investigando la forma de fabricar cartuchos con hasta 80 Terabytes en el mismo formato empleado actualmente.

Para lograrlo están trabajando en varias tecnologías que consideran como habilitadoras de esta evolución. En un documento publicado reciente, que ha sido redactado por varios expertos de la marca, se desgranan las estrategias que están siguiendo para lograr este avance. Las dos líneas principales son las mismas que se siguen en cualquier medio de almacenamiento: mejorar el soporte de almacenamiento y el sistema de grabación, y las dos tienen una estrecha relación.

El trabajo que están haciendo para mejorar el medio de soporte abarca la mejora del ratio de señal-ruido (SNR), lo que permitiría incrementar la densidad de área y, por lo tanto, la capacidad de almacenamiento en el mismo espacio físico. Otra es la mejora de los sustratos magnéticos que se usan en la cinta, logrando hacer un soporte más delgado y menos rugoso, con las mismas o mejores propiedades. Esto permitirá introducir más cinta en el mismo cartucho y, además, reducir el espacio magnético entre los cabezales de grabación y la cinta, lo que optimiza el proceso de escritura y lectura y reduce la fricción inherente al sistema, que desgasta la emulsión magnética de la cinta.

En cuanto al sistema de grabación, su mejora permitiría incrementar tanto la densidad lineal como la densidad de pista, lo que incide directamente en la densidad de área, es decir, en la capacidad que puede tener cada pulgada cuadrada de cinta. Según los expertos, un aumento del 50% en la densidad de pista puede proporcionar una reducción de hasta 2 decibelios en el SNR, una cifra que aumenta más si se reduce la densidad lineal en un 50%. Esto ilustra la estrecha relación que existe entre la mejora del sistema de grabación y la mejora del medio de grabación, donde es fundamental que se evolucionen ambos parámetros de forma conjunta, para que los problemas que ocasiona la mejora de uno se vean compensados por lo que se logra con la mejora del otro.

Las previsiones de los ingenieros de IBM es que en los próximos años se podrá pasar de los actuales cartuchos de 20 Terabytes a nuevas unidades de 80 Terabytes, siguiendo esta doble estrategia. Aunque no aclaran exactamente cuáles son sus planes en términos de plazos, ni si desarrollarán soportes con capacidades intermedias en el proceso. Pero, teniendo en cuenta que el consorcio LTO pretende lanzar al mercado la novena generación de cartuchos entre algún momento de este año y el próximo, cabe esperar que IBM lance sus propias mejoras a medio plazo, elevando la capacidad de sus cartuchos para ofrecer soluciones competitivas a sus clientes.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.