Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tres tendencias que avanzarán en el centro de datos en 2020

  • Noticias y Actualidad

centro de datos_datacenter

Los expertos del sector son tímidos a la hora de hacer predicciones sobre el avance tecnológico que se dará en los centros de datos durante el próximo año, peor identifican tres tendencias que probablemente ganarán mucho impulso en 2020. Se trata de un mayor enfoque en infraestructuras más compactas, menos dependientes de generadores eléctricos tradicionales y un mayor uso de los datos para impulsar la digitalización y automatización de las operaciones.

A pesar de que resulta muy complicado predecir cómo evolucionará a corto plazo la tecnología en un sector tan cerrado como el de los centros de datos, hay tres tendencias principales que probablemente sí proliferarán a lo largo del año que viene, como señalan los expertos de Data Center Knowledge. Una de las más relevantes, sin duda, es el mayor uso de la monitorización y recopilación de datos operativos de las instalaciones.

Esta información se emplea para desarrollar herramientas inteligentes de administración de centros de datos, en lo que será el siguiente paso evolutivo del actual software DCIM. Además, estos datos se emplean para generar modelos de aprendizaje automático con el fin de gestionar mejor los recursos como la energía o el enfriamiento de los equipos. Tras las primeras pruebas de concepto y los primeros proyectos de implementación de machine learning en la administración de centros de datos, se prevé que en 2020 los principales operadores de la industria apuesten cada vez más por esta tecnología.

Otra de las tendencias que identifican los expertos apunta hacia la reducción de la huella informática, una necesidad nacida de las nuevas infraestructuras en el borde, y que se reproducirá cada vez más en los centros de datos principales, impulsando la reducción de consumo y de espacio en las instalaciones. Por último, la búsqueda de una mayor eficiencia energética y de la reducción de la huella de carbono está llevando a adoptar diferentes estrategias que seguirán progresando el año que viene.

Además del cambio de modelo de consumo que se está dando en ciertas regiones como Europa, donde se opta cada vez más por energías renovables, se está intentando acabar con el viejo concepto de construir los centros de datos con numerosos generadores de energía auxiliares basados en combustible diesel. Por ahora solo se está viendo un atisbo de lo que será este cambio, pero sin duda gran parte de la industria quiere poder prescindir de estos subsistemas, que generan grandes costes y requieren mucho espacio dentro de los edificios que albergan los centros de datos.

Durante el año que viene estas tres tendencias irán teniendo más y más influencia en la forma de operar de la industria, sobre todo en las nuevas instalaciones, donde se pueden implementar mejor estos cambios. Teniendo en cuenta que los principales operadores de la industria tienen planes para acelerar la construcción de nuevas instalaciones y para escalar las ya existentes, cabe esperar que estos nuevos enfoques progresarán en las regiones de más concentración de centros de datos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.