Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas norteamericanas de circuitos integrados siguen sufriendo por el conflicto con China

  • Noticias y Actualidad

Descenso

Así lo indican las últimas cifras presentadas por los expertos de TrendForce, que incluyen los ingresos de los 10 principales fabricantes de circuitos integrados de todo el mundo. Según estos números varias empresas líderes de la industria en Estados Unidos han visto reducidos de nuevo sus ingresos en el tercer trimestre de 2019, principalmente debido a los problemas que está causando el conflicto de su país con China.

El análisis que acaban de publicar los expertos de TrendForce muestra que los ingresos de las compañías de circuitos integrados estadounidenses van por dos caminos, y opinan que las empresas que están viendo reducidas sus cifras y sus márgenes pueden culpar al conflicto comercial entre Estados Unidos y China. Porque determinadas categorías de componentes electrónicos están viendo una gran disminución de las ventas debido a que los productos fabricados en china tienen un sobrecoste por los aranceles, y han bajado sus ventas generales.

Ejemplos de ello se encuentran en la industria de procesadores, pero también en los fabricantes de chips gráficos y de memoria y almacenamiento de estado sólido. Por ejemplo, la caída de ventas de teléfonos móviles de firmas como Huawei ha afectado mucho a las cifras de marcas estadounidenses como Qualcomm en el tercer trimestre del año, con una caída del 22% en este caso concreto. Y Broadcom, líder en ciertos segmentos clave de tecnologías de comunicaciones de consumo y para centros de datos, y que también tiene como uno de sus principales clientes a Huawei, también ha experimentado una caída de los ingresos del 12,3% en este trimestre pasado.

Otras marcas de la industria de circuitos integrados, muy vinculadas tanto al mercado de consumo como al profesional y a los centros de datos, y que están sufriendo problemas similares son Nvidia o Marvell, que han visto reducidos sus ingresos en el trimestre pasado, y podrían sufrir este mismo problema en el último del año.

Mientras tanto, sus homólogos chinos o de otros países de Asia están viendo mejores oportunidades para incrementar sus ingresos, tomando el relevo de los líderes norteamericanos en segmentos como los componentes para servidores y plataforma de almacenamiento en los centros de datos, plataformas de computación avanzadas y todo tipo de dispositivos de la electrónica de consumo.

Por ejemplo, firmas como MediaTek, AMD, Xilinx, Realtek, y otras marcas reconocidas de componentes de memoria como son Samsung, SK Hynix o Toshiba, y las empresas emergentes chinas, para quienes se podrían abrir nuevos caminos si el conflicto continúa. Pero la supremacía de las marcas estadounidenses en ciertos segmentos de la electrónica de consumo y profesional está lejos de acabarse, como muestran las cifras de Intel, que este año ha recuperado el liderazgo de la industria global de semiconductores.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.