Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El retraso de Intel en la implementación de PCIe 4.0 afecta a la industria

  • Noticias y Actualidad

PCI_Express_5_0

La implantación del protocolo PCIe en el ámbito del almacenamiento de datos está rompiendo las barreras tradicionales de rendimiento en el acceso a los datos, algo que contribuirá al avance de tecnologías como la IA o la analítica en tiempo real. Pero el fabricante de procesadores Intel tardando en implementar el nuevo estándar PCI Express 4.0, lo que está afectando al mercado de soportes de almacenamiento SSD compatibles.

Desde mediados de este año, diferentes fabricantes han lazado productos compatibles con la última revisión del estándar PCI Express 4.0, que proporciona el doble de ancho de banda que su anterior versión. Esto incluye chipsets, procesadores y medios de almacenamiento de estado sólido, que son los componentes más importantes de los ordenadores y los servidores que pueden aprovechar la capacidad del bus PCI Express.

Ejemplos de estos productos de nueva generación son los procesadores y chipsets de AMD, o ciertos modelos de discos duros SSD de Samsung o Kioxia. También se han lanzado chips controladores de firmas como Phison Electronics, Marvell o Silicon Motion, que ya son compatibles con la interfaz PCI Express 4.0. Pero, mientras tanto, Intel está retrasando la integración de compatibilidad con este estándar en sus procesadores. Y es el proveedor más importante del mundo de estos chips para ordenadores y servidores, lo que afecta al avance de toda la industria.

La timidez de este gigante tecnológico en adoptar PCIe 4.0 supone un problema para el avance de otros segmentos de componentes de informática como las tarjetas aceleradoras gráficas y de cálculo avanzado y el almacenamiento NVMe de nueva generación. Si las plataformas que integran estos componentes no se actualizan, no les es posible aprovechar las mejoras de rendimiento y ancho de banda que proporciona PCI Express 4.0.

Se espera que a lo largo del primer semestre del año salgan al mercado numerosos componentes compatibles con la revisión del bus PCIe, lo que permitirá la fabricación de placas base y otros productos informáticos de nueva generación. Se espera que PCIe 4.0 eleve las capacidades de acceso a los datos en servidores y plataformas de almacenamiento a un nuevo nivel, pero los expertos afirman que el crecimiento en la demanda de productos compatibles no crezca de forma significativa hasta 2021-2022.

Aunque también se espera que los mayores costos de esta nueva tecnología afecten a la demanda de PCIe 4.0, la llegada de tecnologías como el almacenamiento SSD QLC de alta capacidad estimulen las ventas de plataformas compatibles a partir de 2020, tanto en el mercado de plataformas de almacenamiento All Flash de nueva generación como en ciertos segmentos de consumo, por ejemplo el de equipos para juegos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.