Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La mitad de unidades SSD vendidas en 2019 serán PCIe

  • Noticias y Actualidad

Intel optane ssd

El aumento de ventas previsto para el mercado de SSD en 2019 vendrá acompañado de cambios en los formatos más extendidos. Según diversas fuentes, durante este año, los SSD con interfaces PCI Express verán un importante incremento de los envíos, y podrían llegar a acaparar el 50% del total del mercado anual de discos de estado sólido.

La caída de los precios de la memoria NAND está teniendo diversas consecuencias en el mercado. Por un lado, se prevé un crecimiento en la adopción del almacenamiento de estado sólido, tanto en el entorno de consumo como en el empresarial, que en 2019 podría crecer entre un 20% y un 25%. Por otro, determinadas categorías de discos duros de estado sólido están destacando por su reducción de precios y porque está mejorando su relación precio-rendimiento.

Ejemplo de ello son las unidades SSD PCIe que, debido a sus mejores prestaciones con respecto a las unidades con interfaz SATA, verán incrementado su mercado a lo largo de este año. Por ello, los expertos pronostican que durante 2019 los formatos de disco de estado sólido con interfaces PCIe podrían alcanzar una cuota de mercado del 50%, poniéndose a la par con los discos SATA.

Actualmente se encuentran disponibles con una capacidad mínima de 256 Gb, pero el incremento de densidad de los chips NAND flash permitirán elevar las capacidades mínimas de las nuevas unidades a 480 Gb, lo que se convertirá en una tendencia en 2019. Y esto resultará especialmente atractivo para los clientes que quieren actualizar su almacenamiento para nuevos sistemas inteligentes de control industrial, así como para los centros de datos.

Como muestra de la rebaja de precios que ya percibe el cliente final, se estima que los SSD PCIe de 512 Gb han bajado un 11% en el primer trimestre de 2019, llegando a cifras mínimas de 55 dólares. Mientras tanto, los SSD SATA han bajado un 9% en el mismo período, por lo que la diferencia de precios de un 30% que se registró en 2018 está reduciéndose, haciendo más atractivos los discos PCIe que, además, tienen mejor rendimiento general.

Como última predicción para este año, los expertos prevén que las unidades SSD de 512 Gb a 1 Tb experimentarán un descenso equiparable al de los discos de 256 Gb, lo que fomentará una corriente de actualización de rendimiento y capacidad de almacenamiento en los centros de datos a lo largo de este año.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetAppHuawei y HPE.