Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Nuevas reglas para mejorar el tratamiento de los datos públicos europeos

  • Noticias y Actualidad

Europa GDPR

Tras las dudas expresadas recientemente por el Supervisor Europeo de Protección de Datos sobre el tratamiento que hacía Microsoft de los datos de ciudadanos europeos que manejan a través de las administraciones públicas, la compañía ha replanteado los términos de sus servicios. A partir de ahora, pasará a ser un controlador de datos, haciéndose más responsable de cómo se manejan los datos, adaptándose a las nuevas regulaciones europeas y ganando en transparencia.

En base a las categorías establecidas en el reglamento GDPR, los anteriores acuerdos de condiciones de servicio establecidos por Microsoft con las autoridades europeas que utilizan sus productos y servicios, la clasificación de la compañía es de “procesador de datos”. Esto no cubre el verdadero tratamiento que esta empresa hace de la información de los ciudadanos europeos, como expresó recientemente el Supervisor Europeo de Protección de Datos (SEPD) en unas declaraciones recientes.

Así, quedaban dudas sobre si Microsoft estaba realmente cumpliendo con sus obligaciones en cuanto al tratamiento y la protección de datos de sus clientes, y si realmente se podía confiar en sus servicios. Ante la perspectiva de que sus operaciones en Europa pudieran verse afectadas, la compañía ha tomado cartas en el asunto y ha modificado las condiciones de uso de sus productos y servicios basados en la nube, como las diferentes versiones de Office 365, y ha decidido asumir el rol de “controlador de datos”, que hasta ahora tenían las administraciones que contrataban la nube de Microsoft Azure.

Esto supone que ahora tendrá la principal responsabilidad sobre los datos, y estará obligada a garantizar el cumplimiento de sus acuerdos con los procesadores de datos, y con la Ley. Esto será así especialmente en el tratamiento de los datos de ciertos sectores públicos, como la administración de cuentas, los informes financieros y el cumplimiento con las leyes de datos. Con esta estrategia, Microsoft quiere despejar cualquier duda sobre su solvencia dentro del marco europeo, y pretende incrementar la transparencia para ganar la confianza de los clientes.

Estas nuevas condiciones de servicio, y el nuevo rol que jugará el proveedor en el tratamiento de los datos, entrarán en vigor a principios de 2020. Y, según dijo recientemente en su blog Julie Brill, directora de privacidad de Microsoft, “Mientras tanto, Microsoft seguirá siendo el procesador de datos para proporcionar los servicios, mejorar y abordar errores u otros problemas relacionados con el servicio, garantizar la seguridad de los servicios y mantener los servicios actualizados”.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.