Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector datacenter seguirá creciendo en Europa pese a la incertidumbre política

  • Noticias y Actualidad

Walhalla. Centro datos

Los últimos años han sido un carrusel de emociones en lo que se refiere a la política europea, con grandes novedades en materia de regulación y con una gran incertidumbre sobre si el Reino Unido saldrá o no de la UE. Pero en este complicado contexto el sector de centros de datos ha logrado crecer, y se espera que continuará haciéndolo en los próximos años.

En la industria de centros de datos europea se han producido grandes movimientos durante los últimos años que han revolucionado el sector, pero que a su vez han contribuido a reformarlo y a darle más fuerza de car al futuro. En este tiempo se dio a conocer la futura llegada de una ley muchos restrictiva que regularía la protección de datos en la región, la actual GDPR, que ha obligado a las empresas a construir nuevos centros de datos para albergar la información de los clientes europeos.

Por otro lado, el anuncio del Brexit causó grandes dudas sobre los flujos de datos entre Reino Unido y Europa, que en estos años han llevado a las empresas a invertir en instalaciones ubicadas en ambos lados de la futura frontera. Ante las dudas sobre la forma que tomaría la ruptura política de Reino Unido con la UE, esta parecía la única estrategia posible para garantizar que los clientes podrán manejar los datos de sus usuarios pasado el Brexit.

Como resultado de estos movimientos, la industria de centros europea ha crecido en este tiempo, y se ha preparado bien para afrontar los próximos retos. Concretamente, según las últimas cifras oficiales de la firma CBRE, el arrendamiento en 2018 los mercados FLAP (Frankfurt, Londres, Ámsterdam y Paris) alcanzó un récord de 194 Megavatios, cuando en 2016 la cifra era de 155 Megavatios. Otros mercados también están creciendo, como es el caso de Dublín, donde en los últimos tres años se ha registrado un importante aumento de la capacidad de centros de datos arrendada.

El caso es que las principales empresas están llegando al punto de duplicarse, mostrando crecimientos muy importantes en lugares concretos. Según Emma Fryer, directora asociada de centros de datos en TechUK, la asociación comercial para la industria tecnológica del Reino Unido, ha sido sorprendente lo constante que ha sido el crecimiento en Londres. Señaló que “La captación ha sido bastante alta. Muy a menudo, sus empresas simplemente europeas toman espacio en los centros de colocación existentes. Ha sido una calle de doble sentido, ya que hemos visto una gran expansión rápida en Europa. Estamos viendo muchas apuestas de cobertura”.

Por su parte, Stijn Grove, director gerente de la Asociación Holandesa de Centros de Datos, ha dicho que “Brexit ha impactado la industria de manera positiva, tanto en el Reino Unido como en el continente. Las empresas quieren aprovisionar espacio en ambos lugares. Muchas de las compañías que no estaban en Europa optaron por establecer centros de datos aquí, ocupando espacio en el continente en Ámsterdam, Frankfurt o París”. Y apuntó que “Las compañías que solo estaban en Europa están agregando espacio en el Reino Unido”.

Hizo mención a la moratoria que se ha dado en Ámsterdam a la construcción de centros de datos, asegurando que se trata de una situación pasajera, que no cambiará el hecho de que esta región continúa mostrando una muy buena salud en cuanto a la industria de centros de datos. Sobre la decisión de las autoridades competentes en este caso, dijo que “Quieren tener más potencia y quieren decir un poco más sobre hacia dónde van los centros de datos”. Pero afirmó que se llegará a una resolución para finales de este año.

El mismo tiempo, otras industrias directamente vinculada a la de centros de datos, como es la de redes de interconexión, está diversificándose en Europa. Se están reforzando los nodos principales, mientras que se está desarrollando nueva capacidad en otras localizaciones. A esto se suma la llegada de nuevos cables de datos intercontinentales a la región, tanto provenientes de América como de Asia, permitiendo el desarrollo de nuevas autopistas de datos que tendrán una gran influencia en el ecosistema digital europeo. Todos estos avances están confluyendo de una forma adecuada para garantizar un buen futuro en la industria de centros de datos dentro de Europa, que servirá para apoyar la digitalización de las sociedades, los gobiernos y las empresas de estos países.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.