Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las empresas coreanas de memoria aumentan la producción de cara a fin de año

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

En el tercer trimestre de 2019 las empresas de fabricación de circuitos integrados de Corea del Sur han incrementado el valor de su producción un 5,5%, y los expertos prevén que esta tendencia continúe en el cuarto trimestre. Así lograrán mantener su posición de competitividad con respecto a la industria de otros países destacados, como Taiwán, donde los fabricantes también están aumentando su capacidad.

Los mercados de memoria DRAM y NAND están estrechamente vinculados a las industrias de Corea del Sur y Taiwán. A pesar de que también se produce en Japón y en China, la guerra comercial entre este país y Estados Unidos ha llevado a los fabricantes de otros países, que tenían muchas de sus fábricas en China, a mudarse a otras regiones para no verse afectadas por las consecuencias de este conflicto.

Fruto de esos esfuerzos, los proveedores de países como Taiwán están logrando acometer una reconversión de la industria, para lo que necesitan seguir produciendo lo antes posible. Tras una primera fase de reubicación, las empresas de este país han logrado recuperar la mayor parte de su capacidad de producción, y se han volcado en las nuevas tecnologías de memoria, pudiendo incrementar los envíos en los últimos meses del año.

Frente a esto, el otro gigante de la memoria, que es Corea del Sur, está moviéndose con rapidez para no quedarse estrás, y ya durante el tercer trimestre de 2019 ha incrementado el valor de producción de circuitos integrados de memoria un 5,5% con respecto al trimestre anterior, alcanzando un valor de unos 17.060 millones de dólares.

Esto se debe principalmente a la estrategia de los dos principales proveedores del país, Samsung y SK Hynix. La primera ya ha logrado incrementar sus ingresos por la venta de memoria durante el tercer trimestre, mientras que la segunda ha mostrado un ligero descenso, pero menor que en los trimestres anteriores, lo que indica que está recuperándose de las cifras negativas registradas durante los primeros meses del año.

Los expertos destacan que, tras una primera mitad de 2019 con problemas, ambos proveedores han logrado reducir sus inventarios hasta niveles adecuados, lo que les está permitiendo competir mejor con las empresas de Taiwán, sus principales rivales en el mercado global. Y pronostican que en la primera mitad de 2020 el mercado mundial de memoria logrará estabilizarse e incrementar sus precios promedio de venta.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.