Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de centros de datos del Norte de Virginia no aprueba el precio de las renovables

  • Noticias y Actualidad

centro de datos

Estados Unidos está cambiando las reglas de juego de la industria de centros de datos, tratando de introducir un mayor consumo de energías renovables para reducir la huella de carbono. Pero en este camino están surgiendo baches, ya que los proveedores de este tipo de energía están imponiendo unas tarifas elevadas que las empresas no quieren aceptar, algo que ya se está viendo en regiones clave como el Norte de Virginia.

Lograr la transición hacia energías renovables en industrias con un alto consumo eléctrico, como es la de los centros de datos, es un objetivo difícil de lograr en países como Estados Unidos, donde las fuentes de energía contaminantes son las que predominan. Esta tendencia está cogiendo mucha fuerza en otras regiones como Europa, donde hay más concienciación con respecto al cambio climático, y la industria datacenter lleva tiempo apostando más y más por las energías limpias.

Pero en Estados Unidos ya se están dando pasos hacia este mismo camino, aunque con dificultades que no terminan de convencer a los operadores de centros de datos. Por ejemplo, en North Virginia, la ubicación con más concentración de centros de datos de todo el país. Lograr la transición a las fuentes de energía renovable en este lugar sería un verdadero hito, pero la naturaleza de los negocios en Estados Unidos está poniendo trabas a este proceso.

Porque la empresa que ofrece actualmente este tipo de suministro más ecológico ha puesto unas tarifas que no convencen a los principales operadores de centros de datos del país, como son QTS, Microsoft o Equinix, quienes han declarado que el precio de esta oferta es excesivo. Y, lo que es peor aún, han afirmado que la energía que ofrece este proveedor ni siquiera es renovable. Porque, según sus afirmaciones, el proveedor Dominion compra energía a fuentes que no son necesariamente renovables y la vende como tal. Y, además, este grupo de grandes clientes afirma que la oferta está hecha a medida para evitar que los competidores puedan ofrecer tarifas verdaderamente renovables y que generen confianza en los clientes.

Esto choca con las supuestas aspiraciones de Dominion, que en teoría quiere introducir un modelo de generación de energía totalmente renovable, denominado Rider TRG. Con ello daría el tipo de servicio que están demandando los operadores, ya que gran parte de ellos se han comprometido a consumir un 100% de renovables a medio plazo, incluso en una región tan saturada como es el Norte de Virginia. Pero se ha sabido que este proveedor de suministro eléctrico tiene planes vinculados a “energías sucias” como el gas, lo que está generando cada vez más desconfianza en sus ofertas.

Por otro lado, según un estatuto de Virginia, los clientes pueden contratar una tarifa con proveedores de energía alternativos, a menos que Dominion no ofrezca una tarifa aprobada que sea 100% renovable. Y, además. Esto impide que los clientes puedan comparar precios de otros proveedores. Esta norma está suscitando un rechazo frontal por parte de los operadores de centros de datos, ya que por un lado no cumple de verdad con los criterios de energía 100% renovable, y por otro condiciona a los clientes y a los demás proveedores de suministro.

Por ello, esta agrupación de operadores ha presentado una queja formal para que las autoridades no aprueben los planes de Dominion, y que en su lugar se planteen opciones verdaderamente válidas en lo que se refiere a las energías limpias. Pero de momento no se sabe hacia dónde se decantarán las autoridades competentes, y cabe la posibilidad de que las aspiraciones “ecológicas” de la industria datanceter norteamericana se vean truncadas por manejos políticos y de lobbys energéticos. Además, teniendo en cuenta que la propia administración Trump se ha desligado de los acuerdos contra el cambio climático, no se espera que el gobierno apueste por este tipo de transición energética.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.