Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Una nueva ruta de interconexión rodeará el planeta por el hemisferio Sur

  • Noticias y Actualidad

fibra, conductos, cable

Las redes globales que se extienden a través del hemisferio norte están cada vez más saturadas y no permiten una interconexión de alta velocidad entre los países del hemisferio sur. Para solucionarlo, un grupo de empresas planea agrupar varios cables submarinos para crear una nueva ruta que conectará Asia con África y América del Sur, llevando la velocidad de los datos entre estas regiones a un nuevo nivel.

La transformación digital está comenzando a calar entre las organizaciones de países del hemisferio Sur. Por ejemplo, en América del Sur, donde Chile, Argentina, Brasil y otros países están apostando por las nuevas tecnologías para avanzar hacia el futuro de los negocios. Lo mismo ocurre en ciertos países del continente africano, como Sudáfrica, donde se prevé un gran avance de la digitalización y de la nube.

Pero estos países se enfrentan a un problema importante, ya que las redes de interconexión global están diseñadas especialmente para dar el mejor servicio y el mayor ancho de banda a las regiones del hemisferio Norte, como Norteamérica, Europa o el norte de Asia. Esto afecta seriamente a la experiencia de los usuarios finales y, ante el avance de la digitalización en estos países, se hace necesario mejorar las redes.

Esto es precisamente lo que se proponen las empresas Angola Cables y TM Global, la rama global de la empresa Telekom Malasia, que quieren enlazar sus redes para crear una nueva línea que permita una conexión directa entre Asia, África y Sudamérica a través del hemisferio sur. Para ello han firmado un acuerdo para desarrollar pruebas de una ruta entre estos países, empleando varios cables existentes. Set rata del Cable del Lejano Oriente de Sudáfrica (SAFE), que conecta Malasia con Angola, y el Cable del Atlántico Sur (SACS), que enlaza Angola con Brasil.

Según han dado a conocer, los resultados de sus pruebas iniciales muestran una latencia más baja que la obtenida a través de las conexiones que van a través del hemisferio Norte. Esto se traducirá en una mejor experiencia de usuario y en una mejora de la calidad en el acceso a Internet en los países vinculados a esta red.

Por ahora, estas empresas de interconexión planean aprovechar estas ventajas para impulsar las tecnologías y servicios digitales en estas tres regiones, abriendo nuevas oportunidades de negocio, fuera de los mercados tradicionales. Y han anunciado que seguirán trabajando para mejorar estas redes y proporcionar mejoras de cara al futuro, en vista de que la transformación digital va a seguir progresando en estos países.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.