Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Una nueva generación de cables de datos

  • Noticias y Actualidad

Cable_Google_Equiano

Las redes de datos transcontinentales dependen cada ve más de los cables de datos submarinos, una tecnología cuyo desarrollo persigue constantemente incrementar el ancho de banda a la vez que reducir al mínimo la latencia. En esta evolución, la compañía Google ha introducido una innovación que permite avanzar en este camino, reduciendo el coste y aumentando la simplicidad.

Con el último proyecto de cable submarino, Google ha dado un salto hacia adelante en el desarrollo de las tecnologías de redes de datos. En el próximo cable que van a tender para conectar la Península Ibérica con África, que han denominado Equiano, introducen una tecnología de conmutación a nivel de fibra, que promete una mejora sustancial del rendimiento con un menor coste. Esta innovación nació con el cable Dunant, que entrará en funcionamiento a finales de 2020, conectando Virginia Beach con Francia.

Esta nueva infraestructura de comunicaciones, que será construida por Alcatel-Lucent Submarine Networks, proporcionará unas 20 veces más capacidad que su predecesor. Para ello empleará una tecnología de conmutación revolucionaria, desarrollada por ambas compañías, llamada multiplexación por división espacial (SDM), que ha permitido incrementar la cantidad máxima de pares de fibra (ida y vuelta) de seis a más de doce. Además, este uevo sistema es más fácil de implementar y tendrá un coste mucho menor que las tecnologías actuales. 

Este avance está generando mucho interés por parte del resto de compañías dedicadas a la infraestructura de redes de cable submarino, que contantemente están en busca de sistemas más eficientes y baratos. Esta tecnología de conmutación a nivel de fibra se basa en una mayor cantidad de fibras en el núcleo del cable, que reduce la necesidad de implementar muchos de los costosos equipos que los cables convencionales requieren para la transmisión de la señal, y que deben instalarse bajo el mar, a lo largo del recorrido de la línea submarina.

En cambio, la tecnología desarrollada por Google y Alcatel-Lucent emplea bases en tierra, a mucha más distancia unas de otras, que suministran la potencia necesaria para que la transmisión de los datos pueda realizarse de forma óptima, aprovechando mejor las capacidades de la fibra óptica. Gracias a esta innovación, este cable proporciona más ancho de banda que los convencionales, y permite lograr unas tasas de latencia mucho menores.
Pero, de momento, esta mejora tecnológica se circunscribe a la nueva infraestructura que Google está construyendo en esta parte del globo. Una vez comprobada su eficiencia, se espera que las próximas construcciones de cables submarinos de la marca sigan un esquema similar, lo que incrementará su capacidad para competir en los exigentes mercados de la nube. 

Este es un ejemplo de cómo las grandes compañías de Internet están sorteando los canales tradicionales, dominados por las empresas de telecomunicaciones, para construir sus propias redes de interconexión global, que permiten acceder a los datos y los servicios en la nube que ofrecen en todo el mundo. Pero estas enormes inversiones en infraestructura de redes globales de datos no son un capricho, sino que responden a la estrategia a largo plazo de grandes firmas como AWS, Microsoft, Google, Facebook o Apple, que quieren construir sus propios canales de comunicación para ser cada vez más independientes del mercado tradicional de Internet.

Aunque para lograr estos objetivos no están solos, sino que se están aliando con empresas experimentadas en este tipo de infraestructuras de cable submarino, tanto para el desarrollo de su tecnología como para la propia construcción, un proceso que requiere grandes recursos y personal altamente cualificado. Esto les está permitiendo reducir el coste de crear sus propias redes globales de alta velocidad, creando un nuevo ecosistema de interconexión mundial que se mantendrá cada vez más al margen de las redes convencionales.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.