Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Un nuevo cable submarino conectará Europa con Latinoamérica

  • Noticias y Actualidad

EllaLink_Cable_Submarino

La Comisión Europea será el principal patrocinador del proyecto de construcción del nuevo cable submarino EllaLink, que interconectará Europa con Latinoamérica. Estará listo en 2020 y su objetivo principal será mejorar la transferencia de datos entre ambas regiones para impulsar los negocios, la investigación científica y el intercambio cultural.

El pasado martes, las instituciones Géant y RedClara formalizaron el acuerdo para iniciar la construcción del nuevo cable transatlántico EllaLink, que interconectará Europa y América Latina a partir de 2020, con una longitud aproximada de 10.000 kilómetros. Y el principal inversor del proyecto será la propia Comisión Europea, que proporcionará 26,5 millones de euros para materializar esta nueva infraestructura, cuyo principal objetivo será mejorar las comunicaciones entre ambas regiones para promover no sólo la actividad empresarial, sino el intercambio cultural y la investigación científica.

El proyecto correrá a cargo del consorcio BELLA (Building the Europe Link with Latin America), compuesto por la red de Investigación y Educación Regional europea Géant y la latinoamericana RedClara, junto con las Redes Nacionales de Investigación y Educación de España, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Francia, Alemania, Italia y Portugal. Según han informado sus promotores, este cable submarino ayudará a mejorar los sistemas de observación de la Tierra, creando un entorno de investigación colaborativo entre ambos continentes. También ayudara a potenciar el desarrollo de la computación en la nube, la investigación científica en diversos campos y la conectividad entre los países de Latinoamérica.

Para lograr estos objetivos, algo alejados de los habituales usos puramente empresariales de la mayoría de redes de interconexión global, sus creadores emplearán tecnologías con gran capacidad de ancho de banda y alta seguridad, que permitirán ofrecerla mínima latencia en a comunicaciones transatlánticas y entre los diferentes países latinoamericanos en los que aterrizará esta red. Tras un proyecto inicial más limitado, anunciado el año pasado, el trazado actual ubica sus principales estaciones de conexión en las ciudades brasileñas de Sao Paulo y Fortaleza, y en el lado europeo en Lisboa, con extensiones terrestres hasta Madrid y Marsella. Pero, además, el plan contempla extender ramificaciones hacia Madeira (Portugal), Guyana Francesa y Cabo Verde (África). Además, está previsto que en el futuro pueda conectar con otras redes submarinas y terrestres que alcanzarán otros países de América del Sur.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.