Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Concluye la construcción del nuevo cable de datos intercontinental Curie

  • Noticias y Actualidad

Cable Curie

Este cable submarino, financiado completamente por Google, forma parte de la estrategia de la compañía para mejorar la prestación de sus servicios en Latinoamérica. La infraestructura conecta Los Ángeles con Chile, un país que está atrayendo las inversiones en interconexión global de otros gigantes tecnológicos como AWS o Huawei.

En los últimos años, la industria de interconexión global ha visto como nuevos actores han comenzado a invertir en sus propias redes de datos intercontinentales, sin ser compañías dedicadas especialmente a las telecomunicaciones. Entre ellas se cuentan los principales proveedores de servicios en la nube, como Google, que ha invertido en diversos proyectos de esta naturaleza. El último en concluirse ha sido el cable submarino Curie, que une el centro de datos de Equinix en Los Ángeles con el datacenter de Google en Quilicura, cerca de la capital de Chile, con una estación de aterrizaje en Valparaíso.

Este cable permitirá a Google mejorar la cobertura de sus servicios en América Latina. Además, se prevé la incorporación de un futuro ramal que conectará esta infraestructura con Panamá. Según comentó Jayne Stowell, de Google, “Aunque este cable es uno de los trece financiados por Google e instalados en el mundo, Curie nos convierte en la primera empresa de tecnología que, sin ser un especialista en telecomunicaciones, invierte en el desarrollo de infraestructura de este tipo 100% privado”.

La construcción de este cable, de más de 10.000 kilómetros de longitud, corrió a cargo de SubCom, una empresa especializada en la instalación de redes submarinas, y tuvo un coste final de unos 47.000 millones de dólares. Esto, finalmente, superó las previsiones iniciales anunciadas por Google, que eran de unos 30.000 millones, pero la compañía lo considera un gran logro en su estrategia de expansión global. Por su parte, el gobierno de Chile valoró positivamente las posibilidades que esta infraestructura brindará al país, tanto a las empresas como a los usuarios de en general.

Este país tiene en sus planes mejorar drásticamente su infraestructura de Internet, lo que está atrayendo las inversiones de otras grandes compañías tecnológicas, que reconocen el potencial que representa Chile en el mercado latinoamericano. Un ejemplo de ello es el cable proyectado por Huawei Marine denominado FOA (Fiber Optic Austral), que para finales de 2019 conectará diferentes regiones del sur del país, con el que será el cable submarino más meridional del planeta. Y la compañía ya tiene planes para un futuro proyecto más ambicioso, que llevaría la conexión hasta China. La mejora de las infraestructuras de interconexión en esta región de globo reforzará el potencial de la nube en Asia Pacífico, proporcionando nuevas vías de entrada a los mercados americanos.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetAppHuawei y HPE.