Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Islandia planea construir un nuevo cable submarino para conectarse con Europa

  • Noticias y Actualidad

Conectividad_cables_fibra_1

Con el fin de mejorar la transferencia de datos con Europa, Islandia ha iniciado un proyecto para la construcción de un nuevo cable submarino, que será el tercero en llegar a la región. Por ahora se está estudiando el fondo marino hasta las costas irlandesas, pero e espera que esta fase termine a lo largo de 2019 y de paso al inicio de la construcción.

Islandia ya cuenta con un cable que comunica la isla con Norteamérica, a través de Groenlandia, y con dos cables que la conectan con Escocia y Dinamarca. Pero según diversas fuentes, estas dos líneas no son lo suficientemente rápidas para las necesidades futuras, y no ofrecen las suficientes garantías de seguridad y ancho de banda. Por ello, el gobierno islandés, a través del Fondo de Telecomunicaciones de Islandia, ha decidido construir un nuevo cable submarino que conectaría con las costas irlandesas o británicas.

Por el momento, ha firmado un acuerdo de trabajo DTS (Desk Top Study) con la compañía estatal de cable Farice, responsable de los otros dos cables. Según este contrato, la compañía realizará un sondeo del fondo marino en diversas localizaciones para encontrar el mejor camino hacia Europa. Por ahora, ha iniciado la inspección de una ruta que conecta el pueblo pesquero de Grindavik, en Islandia, con el pueblo irlandés de Killala. Aún no se han dado muchos detalles sobre el proyecto, pero se sabe que el coste de este estudio será de unos 1,9 millones de euros, y que el coste de a construcción podría ser de unas 20 veces más, aproximadamente.

Tampoco se sabe si la construcción final del cable correrá a cargo de Farice, o si se encargará a otras empresas privadas. Lo que sí parece claro es que Islandia busca una conexión más fiable para la transmisión de datos con Europa, y que las dos líneas preexistentes no están cumpliendo con su cometido como deberían. Estas son el cable Danice, de 5,2 Terabits por segundo, que va hasta Dinamarca, y el Farice-1, de 720 Gigabits por segundo, que data de 2004. Sobre el nuevo proyecto, se espera que el futuro cable tenga ramificaciones hacia Reino Unido, tras pasar por una línea terrestre a través de Irlanda, y que proporcione un ancho de banda superior, o al menos más garantías sobre su rendimiento.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.