Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los centros de datos de china contaminan más que nunca

  • Noticias y Actualidad

eletricidad_energia

Según un reciente informe de Greenpeace, los centros de datos de China se alimentan de energías provenientes del carbón, emitir do 99 millones de toneladas de dióxido de carbono al año. Y según sus estimaciones, este problema está lejos de solucionarse, ya que el país y sus industrias no apuestan por cambiar de modelo energético, como sí están haciendo Europa o ciertas regiones de Estados Unidos.

La investigación realizada por la organización Greenpeace revela que durante 2018 el sector de los centros de datos en China generó unas 99 toneladas de CO2, derivadas principalmente de la energía que alimenta las instalaciones, que sumó 161 TWH, y que en su mayoría proviene de centrales térmicas de carbón. Y, dado el crecimiento que se prevé para esta industria, el grupo ecologista pronostica que las emisiones podrían aumentar hasta 163 toneladas para el año 2023.

Para entonces, opinan que el consumo generado por los centros de datos chinos podría superar el consumo total de toda Australia durante el año pasado. Esto supone un importante problema medioambiental, ya que China pretende seguir usando fuentes de energía basadas en combustibles fósiles, y la industria datacenter nacional es de las que más recurren ellas. Según las estimaciones de Greenpeace, en 2018 los centros de datos obtuvieron el 73% de su electricidad del carbón.

Los analistas del grupo ecologista prevén dos posibles escenarios para el período 2018-2023. Si el consumo de energías renovables en el país se mantiene en el 23% actual, las emisiones de CO2 crecerán hasta 163 millones de toneladas. Pero si aumenta el uso de renovables en un 7%, se podrían reducir las emisiones en 16 millones de toneladas al año. A pesar de la política general de la industria del país, los centros de datos sí tienen potencial para el cambio, ya que se encuentran sobre todo ubicados cerca de los grandes núcleos urbanos, donde el consumo de energías renovables está creciendo, y su adopción ya se sitúa en el 26,5%.

En palabras de Ye Ruiqi, miembro de Greenpeace en Asia Oriental, “Las reformas del mercado de energía y el rápido crecimiento de la energía eólica y solar han creado oportunidades sin precedentes para que los gigantes de Internet de China obtengan energía limpia”. Y añadió que “El sector del centro de datos puede y debe desempeñar un papel de liderazgo en la transición energética de China, pasando de una fuerte dependencia del carbón a la energía renovable”. 

Además, el grupo recomienda a las empresas del sector de los centros de datos que establezcan una política de transición energética hacia las fuentes no contaminantes, que podrán vincular con los indicadores internos de rendimiento. Y señala que deberían formar un grupo interno encargado de liderar esta transición, lo que les permitirá abordar el proceso con más eficiencia y con una visión clara desde el principio.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.