Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Tecnologías que hacen más ecológico el centro de datos

  • Noticias y Actualidad

economia circular sostenibilidad

Mientras el mundo avanza hacia la digitalización, los centros de datos tienen un impacto cada vez más profundo en el medio ambiente, por lo que los principales actores de esta industria están moviéndose hacia modelos más ecológicos. Y, para ello, hay ciertas tecnologías clave que están permitiendo a los operadores alcanzar un mayor grado de sostenibilidad, y que tendrán una presencia cada vez más destacada en la próxima década.

El aumento de los datos a nivel global está impulsando el sector de los centros de datos, y los proyectos de construcción de nuevas instalaciones están proliferando en el último año. Estas instalaciones son grandes consumidores de energía y valiosos recursos naturales, debido a su actividad y a la naturaleza de los equipos tecnológicos que albergan. Esta enorme huella ecológica no para de aumentar, convirtiendo a los centros de datos en una de las industrias que más influirán en el futuro en las condiciones medioambientales, lo que genera un coste adicional para las empresas por la contaminación que generan.

Esto ha propiciado la aparición de una tendencia hacia la ecología, que lleva a los principales operadores hiperescala y a empresas destacadas del sector de la colocación hacia nuevas políticas de construcción y operación más ecológica para sus instalaciones. Desde el año pasado esta tendencia ha cobrado impulso y se han visto cada vez más centros de datos que se pasan a la energía renovable, y nuevos proyectos que van más allá, integrando tecnologías más eficientes y ecológicas, con planes para la reutilización de la energía y el calor sobrante para beneficio de las áreas colindantes.

Pero los expertos señalan que transformar la industria hacia un modelo verdaderamente ecológico conlleva tener en cuenta todo aquello en lo que influye un centro de datos a nivel medioambiental y de sostenibilidad a largo plazo. Esto supone reconsiderar la gestión de todos los recursos, desde el uso del agua hasta las materias primas empleadas en la construcción de las instalaciones y el equipamiento. Y, de cara a lograr la máxima eficiencia en el funcionamiento de cara a la próxima década, para generar un menor impacto ambiental a la vez que se reducen los costes operativos, los expertos señalan una serie de tecnologías clave:

Refrigeración líquida

Uno de los sistemas que más ahorro energético proporciona en un centro de datos es la refrigeración líquida de los servidores y otros equipos electrónicos. Los operadores de centros de datos que ya emplean este tipo de enfriamiento están logrando reducir el PUE de entre 1,5 y 2 a 1,3 e, incluso, cifras más bajas. Y los que emplean la fórmula de enfriamiento por inmersión en fluido dieléctrico estiman que logran un ahorro energético del 50%, lo que está llevando de nuevo este tipo de refrigeración a los centros de datos, décadas después de que los operadores se pasasen mayoritariamente a la refrigeración por aire. Además, esta modalidad permite multiplicar hasta por tres la densidad de procesadores convencionales.

Gestión de infraestructura impulsada por IA

Una de las mejores formas de optimizar el uso de todos los recursos en un centro de datos es emplear sistemas automatizados de gestión de la infraestructura, y la llegada de la IA ha hecho posible alcanzar nuevas cotas en este campo. No en vano, los líderes del sector datacenter ya están implementando plataformas de gestión gobernadas por inteligencia artificial, logrando ahorros de energía muy importantes. Las cifras señalan que se está logrando un ahorro del 30% en el uso de energía, y se espera que la cifra pueda subir hasta el 40%.

Mayor uso de los servidores

Uno de los problemas más comunes en los centros de datos es la existencia de lo que se llama servidores zombies. Se trata de equipos que quedan sin usar por un mal reparto de los recursos. Se calcula que hasta un 25% de los servidores físicos de un centro de datos se encuentran sin utilizar, y que hasta un 30% de los equipos pueden estar inactivos durante al menos seis meses. Esto supone un incremento del costo total de propiedad y una infrautilización de recursos que, a su vez, incide en la eficiencia del centro de datos. Los expertos apuntan a que para solucionar este problema, que trae de cabeza a los técnicos e ingenieros de TI, la mejor solución es recurrir a los sistemas automatizados de administración de infraestructura, mejorando la monitorización y habilitando un núcleo basado en inteligencia artificial.

Computación cuántica

Aunque aún se encuentra en sus fases iniciales, la computación cuántica promete ser una tecnología verdaderamente disruptiva. Y no solo aumentará exponencialmente la capacidad de cálculo de los ordenadores, sino que la eficiencia energética dará un salto cualitativo, que podría alcanzar 20 órdenes de magnitud con respecto a los equipos informáticos actuales. Pero este horizonte aún está bastante lejos, a pesar de que ya se ha lanzado un equipo de computación cuántica comercial, y los expertos señalan que durante la próxima década este tipo de computación revolucionaria seguirá teniendo un coste muy elevado y se verá circunscrito al ámbito de los grandes centros de datos capaces de costearlo. Por ello, se prevé que durante un tiempo todavía bastante prolongado se dedicarán casi en exclusiva a acelerar determinadas cargas de trabajo de alto rendimiento.

Predominio de los operadores hiperescala

El crecimiento del mercado hiperescala también va a influir decisivamente en el ahorro energético general del sector de los centros de datos. Este tipo de operadores son los que más están invirtiendo en transformarse hacia modelos más ecológicos, y con el crecimiento de la nube se prevé que cada vez más empresas migren la mayor parte de su infraestructura hacia las plataformas cloud. Así, se reducirá el consumo energético en las instalaciones locales, potenciando la sostenibilidad asociada al uso de las tecnologías de la información a nivel global.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetAppHuawei y HPE.