Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los países nórdicos avanzan en su estrategia de datacenter ecológicos

  • Noticias y Actualidad

centro de datos

El norte de Europa se ha convertido en una región estratégica para el sector de los centros de datos, aglutinando cada vez más proyectos de centros de datos alimentados por energías renovables. Y los gobiernos de esos países quieren potenciar esta tendencia, introduciendo medidas fiscales que favorezcan el desarrollo en esa dirección.

En los últimos años numerosas empresas destacadas de la nube y del mercado de centros de datos han empezado a construir nuevas instalaciones en los países nórdicos, enfocando sus proyectos hacia nuevas formas de consumo de energía renovable. Esto les permite dos ventajas principales, que son la de reducir su huella ecológica mediante el uso de energías “limpias”, y la de aprovechar el clima más frío de la región para reducir el consumo eléctrico de los sistemas de refrigeración.

Estos beneficios, sumados a que los países nórdicos ofrecen una mayor facilidad para recurrir a las energías renovables, y que ofrecen beneficios fiscales a las empresas que apuestan por enfoques más ecológicos, ha generado una tendencia en el sector datacenter, que los expertos prevén que continuará en los próximos años, impulsando el sector TI en el norte de Europa. De hecho, según un reciente informe del Consejo Nórdico de Ministros, se prevé que el sector atraiga inversiones de entre 2.000 y 4.300 millones de euros para 2025. Y señala que se han construido instalaciones que pueden proporcionar una capacidad de suministro eléctrico adicional de entre 280 y 580 Megavatios al año hasta 2025, con el fin de prepararse para las necesidades futuras.

Otro de los atractivos que tienen estos países para el sector de los centros de datos, según señalan los expertos, es que existe una amplia disponibilidad de habilidades TI entre la población local. Conscientes de su posición ventajosa de cara al futuro, los gobiernos de los países nórdicos están introduciendo nuevas medidas fiscales para ayudar a las empresas del sector a reducir los costes iniciales que implica la construcción de centros de datos, especialmente las grandes instalaciones a hiperescala.

Ejemplos de ello se han visto a lo largo de 2017 y 2018, con importantes proyectos de grandes gigantes tecnológicos y de las telecomunicaciones, como Microsoft, Equinix, IBM, Google, Apple y Facebook. Y durante este año verán la luz nuevos proyectos comprometidos con el medio ambiente, como el gran centro de interconexión de Equinix en Helsinki, que iniciará sus actividades en el segundo trimestre de 2019, y que estará alimentado en un 100% por energía renovable proveniente de platas de biocombustible y parques eólicos marinos.

Otro gran proyecto es el que se está desarrollando en Dinamarca, según el cual se construirán islas artificiales para crear el llamado Silicon Valley Europeo, en el que las energías limpias, tanto solar, como eólica y por biocombustibles tendrán un papel fundamental. Por otra parte, Noruega, Suecia y Finlandia están trabajando para crear nuevas zonas con potencial de inversión TI, pensadas para que los grandes operadores hiperescala puedan ubicar nuevos centros de datos que se podrán alimentar enteramente mediante energías renovables.

Estas políticas están atrayendo las inversiones de grandes empresas del sector tecnológico, que ya han lanzado planes para construir nuevos centros de datos de gran tamaño en ciertas ubicaciones de los países del norte de Europa. Por ejemplo, Google va a abrir este año una nueva instalación en la localidad danesa de Frecericia, y tiene planeado invertir otros 603 millones de euros en la construcción de un segundo datacenter en Aabenraa (Dinamarca), que iniciaría sus operaciones en 2021.

Mientras los grandes de la nube, las redes sociales y los servicios online ponen sus miras en los países del norte, los gobiernos van a invertir en adelantarse a las necesidades energéticas, con estrategias como la de las autoridades danesas, que planean instalar entre 1.000 y 2.000 nuevos generadores eólicos marinos para 2030. Así se irán acercando a las futura necesidades de estas grandes empresas, ya que su Ministerio de Industria, Negocios y Asuntos Financieros prevé que el consumo total de los centros de datos operados por Facebook, Apple y Google podría llegar hasta los 7,5 Teravatios hora para 2030.

Por su parte, el gobierno de Noruega también tiene sus propios planes para garantizar que los futuros centros de datos que se puedan construir en su país puedan alimentarse mediante energías renovables de bajo coste. Actualmente el 98% de la electricidad del país proviene de este tipo de energías, principalmente la hidroeléctrica, y quiere potenciar este sector, y también el de las telecomunicaciones de alta velocidad, para aumentar su competitividad en el mercado de centro de datos.

Suecia también está trabajando para alcanzar su objetivo de 0 emisiones de carbono en la generación de energía, incrementando su producción para que pueda sostener cada vez más proyectos de centros de datos de gran escala. Para ello combinarán la energía hidroeléctrica con la eólica y el biocombustible.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.