Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Escocia contará con el primer centro de datos alimentado por energía marina

  • Noticias y Actualidad

Simec Data Center

La industria de los centros de datos está volviéndose más ecológica, al menos en lo que se refiere al modelo de consumo energético, cambiando a fuentes renovables para reducir la huella de carbono. Y, mientras que la mayoría opta por las fuentes de energía como la solar o la eólica, una empresa ha decidido crear el primer centro de datos alimentado mediante energía maremotriz, que se va a construir en Escocia.

La empresa Simec Atlantis Energy ha decidido apostar por la energía maremotriz para generar la electricidad que alimentará su próximo centro de datos. Esta tecnología lleva estudiándose muchos años, con diferentes propuestas de turbinas subacuáticas y otros sistemas que aprovechan los movimientos del agua para generar electricidad.

Hasta ahora, casi todos los proyectos de generación de energía renovable han optado por la hidroeléctrica, la solar o la eólica. Y este es el mismo camino que están siguiendo los operadores de centros de datos que quieren dejar atrás las energías contaminantes. Pero esta empresa ha decidido aprovechar las especiales condiciones del Atlántico Norte para su próximo centro de datos.

La instalación será construida por la firma de ingeniería AECOM, cerca de donde Simec ya tiene una estación de energía maremotriz (MeyGen), en el norte de Escocia. Y sus creadores pretenden aprovechar el mar no solo para generar la electricidad, sino también para el sistema de enfriamiento de los equipos. Y, gracias a la ubicación en la que se construirá el centro de datos, podrá ofrecer interconexión casi directa con algunos de los principales cables de datos intercontinentales, con ramificaciones hacia Londres, Europa y Estados Unidos.

Este proyecto supone un gran hito en sí mismo, pero además forma parte de un plan ambicioso de la compañía, que pretende suministrar hasta 80 Megavatios de electricidad a la red pública para el año 2024, tras una gran inversión en la investigación y el desarrollo de tecnologías para generación de energía maremotriz.

Según afirman los representantes de la compañía en un comunicado, “Este sería el primer centro de datos impulsado por el océano en el mundo”, y esperan que esta innovación logre atraer a un importante cliente de centro de datos hiperescala a la región de Escocia. Su director ejecutivo, Tim Cornelius, cree que “Escocia puede desempeñar un papel clave en la industria global de centros de datos”.

Añadió que “Los centros de datos están indudablemente hambrientos de energía. Los clientes de los operadores de centros de datos están exigiendo que la energía provenga de fuentes renovables y sostenibles”. Y este es un enfoque en el que quiere entrar su compañía, proporcionando el primer centro de datos el mundo que está alimentado por energía extraída de las mareas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.