Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria del motor se pasa a los centros de datos ecológicos

  • Noticias y Actualidad

Datacenter_Eco_Volkswagen

El fabricante de vehículos Volkswagen acaba de abrir un nuevo centro de datos libre de emisiones de carbono en la localidad noruega de Rjukan, que es el segundo de su clase. Con esta nueva instalación uno de los líderes del sector de la automoción marca el camino a seguir para otros miembros de una industria cada vez más comprometida con las energías limpias y el respeto al medio ambiente.

Los principales operadores de centros de datos han logrado demostrar que las instalaciones respetuosas con el medio ambiente son viables, y que permiten a las industrias que consumen mucha energía encaminarse hacia modelos más ecológicos. Esto está calando poco a poco en otras industrias, como la de la automoción, que actualmente se encuentra en proceso de transformación hacia las fuentes de energía limpias.

Un ejemplo es la compañía Volkswagen, uno de los líderes mundiales de la industria automovilística, que acaba de abrir el segundo centro de datos libre de emisiones de carbono, en la localidad noruega de Rujkan. La primera se encuentra en Reykjanesbær (Islandia), y desde su creación la empresa ha entendido que puede sostener sus operaciones de TI de una forma más respetuosa con el medio ambiente, por lo que ha decidido replicar este éxito, adoptando un enfoque más ecológico.

Este centro de datos de colocación se ha instalado en solo seis meses, con la colaboración de la empresa noruega Green Mountain, y se alimenta exclusivamente mediante energía hidroeléctrica. Esto se ha logrado gracias a que Noruega, como Islandia, dispone de un importante suministro de energía renovable. Con la primera instalación la compañía ha logrado reducir sus emisiones de carbono en más de 6.200 toneladas de CO2 al año, y con este nuevo datacenter en Noruega calcula que eliminará otras 5.800 toneladas al año, con respecto a una instalación alimentada con energías contaminantes.

Además, los creadores de este nuevo centro de datos ecológico van a trabajar con sistemas avanzados de refrigeración y sistemas operativos enfocados a lograr alta eficiencia energética, con los que pretenden limitar aún más el consumo energético para educir las emisiones tanto directas como indirectas. Como comentó Mario Müller, director de integración y servicios de Volkswagen, “Los factores económicos y la sostenibilidad en la empresa son aspectos importantes. El nuevo centro de datos en Noruega satisface en ambos aspectos. La operación es rentable y completamente neutral con respecto al clima”.

Según han informado desde la compañía, Volkswagen utilizará este centro de datos no solo para sus operaciones convencionales de TI, sino también para impulsar el desarrollo de nuevos vehículos mediante simulaciones de pruebas de colisión y túneles de viento virtuales. Estas tecnologías de nueva generación permiten ahorrar muchos costes, tanto económicos como medioambientales, al permitirles prescindir de instalaciones dedicadas a este tipo de pruebas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.