Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las cifras de venta de memoria de 2018 no se superarán este año

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Durante el pasado ejercicio de 2018 los ingresos del mercado de memoria DRAM creció un 41% interanual, aunque los precios de los módulos bajaron con respecto al año anterior. De cara a 2019 los expertos prevén que los ingresos bajarán con fuerza, tanto por la constante caída de los precios como por la reducción de las ventas por la finalización del período de actualización de los clientes.

El mercado de memoria DRAM vive principalmente de las ventas para grandes clientes de servidores y centros de datos, segmentos que durante el año pasado impulsaron con fuerza los ingresos del sector. Según los datos facilitados por DRAMeXchange, durante 2018 los ingresos crecieron un notorio 41% interanual hasta los 16.600 millones de dólares. Esto se logró a pesar de la caída del 10% en los precios que se produjo durante el segundo semestre del año, en comparación con el mismo período del año anterior.

La principal razón de esta mejoría en las cifras fue el ciclo de actualización de servidores en el mercado empresarial y de los centros de datos, un proceso que impulsó las ventas, pero que ha dejado de tener influencia en 2019. Comparando las cifras de 2019 con las de este año, los analistas afirman que los precios puntuales se han mantenido altos durante el primer semestre de este año, incluso superando en un 20% los precios de contrato, algo que está generando buenas ganancias para los fabricantes de módulos.

Pero la demanda durante los primeros seis meses del año ha caído con fuerza, lo que está teniendo un impacto importante en los precios en el tercer trimestre del 2019. Al mismo tiempo, los proveedores están acumulando mucho inventario, lo que provocará que los precios se mantengan bajos en lo que queda de año, y esto se notará en las cifras finales de 2019. Por ello, los expertos opinan que no se logrará mantener el ritmo de crecimiento registrado durante 2018, y que la situación de contención del gasto de los clientes podría mantenerse durante parte de 2020.

En este contexto, los cinco principales fabricantes de módulos de memoria están ganando peso en la industria, por su mayor capacidad para capear el temporal. Durante 2018 estos lograron acaparar casi el 88% de todo el mercado, y los diez primeros retuvieron el 93% de los ingresos operativos totales. El principal sigue siendo Kingston, que durante el año pasado logró aumentar sus ingresos un 50%, alcanzando una cifra récord. Mientras tanto, la firma estadounidense Smart Modular Technologies logró saltar del 4º puesto de 2017 a la segunda posición en 2018, incrementando sus ingresos un 70%.

A continuación, se colocó el proveedor chino Ramaxel, que logró aumentar sus ingresos un 40% interanual el año pasado. Y la cuarta posición fue para el proveedor taiwanés ADATA Technology, que bajó en la clasificación con un crecimiento mucho más modesto que el de los dos anteriores. Y, al igual que están haciendo otras marcas, como Transcend o Apacer, está tratando de mejorar su competitividad saltando a nuevos mercados como el de juegos, control industrial y distinta aplicaciones automotrices.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.