Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las memorias emergentes impulsarán la industria durante la próxima década

  • Noticias y Actualidad

Intel optane ssd

El mercado de memorias emergentes está aumentando tímidamente, pero en los próximos 10 años va a experimentar un importante crecimiento, alcanzando los 20.000 millones de dólares para el año 2029. Esto impulsará una transformación en la industria de memoria, que incrementará el gasto en nuevos equipos para la fabricación de semiconductores.

A medida que aumentan los requisitos de rendimiento en los centros de datos los nuevos formatos de memoria están cobrando importancia, y ya se postulan como la mejor alternativa para la computación de alto rendimiento y para las plataformas dedicadas a aplicaciones emergentes como la inteligencia artificial o la analítica en tiempo real. Según un estudio reciente elaborado por Objective Analysis y Coughlin Associates, el mercado de estas memorias emergentes va a crecer durante la próxima década, hasta alcanzar 20.000 millones en 2029.

En este camino los nuevos formatos de memoria irán desplazando a tecnologías actuales como NOR Flash, SRAM e, incluso, la popular DRAM, asumiendo el papel de memoria de trabajo y de almacenamiento, tanto en dispositivos integrados como en plataformas de computación de diversa naturaleza. En este informe, Jim Hardy, director de Objective Analysis señaló que “Las tecnologías de memoria emergentes han alcanzado un punto crítico en el que tienen sentido en más aplicaciones que nunca. Las reducciones en el proceso futuro se asociarán con mejores economías de escala para bajar los precios, permitiendo que estas memorias compitan de manera más efectiva contra las tecnologías volátiles y no volátiles más populares de la actualidad”.

En este estudio se analiza el papel que van a jugar las nuevas aplicaciones de alto rendimiento, como la inteligencia artificial, en la proliferación de los nuevos formatos de memoria. En este sentido, Thomas Coughlin dijo que “Esta transición a tecnologías de memoria emergentes generará muchos beneficios secundarios nuevos. AI y ML obtendrán un gran impulso gracias a las grandes memorias no volátiles de bajo consumo y bajo costo. Los sistemas de computación a gran escala migrarán a la memoria principal y al caché no volátiles para proporcionar una recuperación casi inmediata de fallas en el suministro eléctrico. Estos recuerdos impulsarán el desarrollo de arquitecturas informáticas completamente nuevas que pueden conservar su estado incluso cuando se apaga”.

En cifras, el estudio indica que la memoria 3D-xPoint, uno de los principales representantes de las nuevas memorias SCM, generarán unos ingresos de más de 16.000 millones de dólares para el año 2029, mientras que los formatos MRAM y STT_RAM alcanzarán unos 4.000 millones, multiplicando por 170 los ingresos que han generado en 2018. Y los expertos pronostican que los formatos ReRAM y MRAM entrarán en fuerte competencia para sustituir la mayor parte de aplicaciones actuales de las memorias NOR y SRAM utilizadas actualmente en las plataformas SoC.

Toda esta evolución va a conllevar una serie de cambios importantes en la industria de fabricación de memoria, impulsando el gasto en nuevos equipos para la fabricación de semiconductores. Según este estudio, entre 2018 y 2029 esta cifra se verá multiplicada por 33, pasando de 26 millones a 854 millones de dólares al final del período.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.