Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Las inversiones en memoria DRAM se desplomarán en 2019

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Según los expertos, el panorama de incertidumbre económica y los conflictos comerciales están impulsando una tendencia de contención del gasto en las empresas. Esto va a afectar de forma destacada al mercado de memoria DRAM, que en 2019 podría vivir un descenso del 28% en el CAPEX de las empresas.

Tras dos años de crecimiento importante, el mercado de memoria DRAM va a experimentar un importante retroceso en 2019, debido en parte a que las empresas son reacias a invertir en tecnología por la mala situación de la economía global y por la escalada de tensiones entre Estados Unidos y China. Según los datos ofrecidos por IC Insights en su informe McClean, esto supondrá un descenso del 28% en el gasto global en este tipo de memoria, lo que mantendrá la presión para que los ASP continúen bajando este año.

Y los expertos señalan que se mantiene la incertidumbre sobre cuándo comenzará la recuperación de este mercado, lo que permitirá impulsar de nuevo la capacidad de producción, tras un tiempo de contención a la espera de que se consuma el inventario disponible. En este sentido, los tres principales proveedores de memoria DRAM, Samsung, SK Hynix y Micron afirman que el volumen de bits de esta memoria crecerá un 20% anual en los próximos años.

El incremento en las compras que se vivió entre 2017 y 2018 fue la respuesta a un año (2016) en el que se contuvo mucho el gasto, hasta el punto de que no se cubrieron las necesidades de las empresas, y los analistas creen que esto mismo sucederá a partir de 2019. Porque, aunque la industria prevé que este año se venderán un 19% más de bits que en 2018, los requisitos de memoria a nivel global han crecido muy por encima de ese porcentaje.

Esta demanda soterrada que no se está cubriendo corresponde al gran crecimiento que está viviendo la nube, un factor que eleva los requisitos de almacenamiento, procesamiento y memoria de trabajo. Pero ante la mala situación del sector tecnológico, los clientes están conteniendo mucho el gasto. Y, con la inercia de los dos años anteriores, se ha llegado a una situación de sobreoferta que está manteniendo los inventarios llenos, fomentando el descenso de los precios.

Los expertos de IC Insights piensan que el riesgo de sobreoferta y la debilidad de los precios llevarán a los tres principales fabricantes a incrementar el gasto en sus fábricas para aumentar la capacidad de producción durante este año. Pero los clientes no se plantean elevar sus inversiones durante este segundo semestre, por lo que la restauración del equilibrio entre la oferta y la demanda de DRAM no llegará hasta algún punto indeterminado del año 2020.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.