Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La memoria DRAM y NAND sigue aumentando su cuota en el mercado de semiconductores

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

En los últimos dos años ciertas tendencias tecnológicas han impulsado el crecimiento de las ventas de memoria DRAM y NAND. Pero determinados factores, como el descenso de la demanda del centro de datos o el descenso de ventas de dispositivos móviles, han provocado un freno en esta tendencia hacia final de año, algo que probablemente continuará en 2019.

Los mercados de memoria DRAM y NAND flash han crecido mucho en los dos últimos años, gracias a la proliferación de nuevas tecnologías como la computación en la nube, la inteligencia artificial, las tecnologías en movilidad o Internet of Things. Esto ha llevado a que las ventas combinadas de estas categorías de semiconductores de memoria hayan crecido desde los 78.000 millones de dólares de 2016 hasta los 160.000 millones de 2018.

Aunque, según los datos recogidos en el último informe de la firma de investigación Yole Développement, durante el cuarto trimestre del año pasado se frenó este crecimiento. Concretamente, las ventas combinadas de DRAM y NAND bajaron un 19% trimestre a trimestre, hasta 35.800 millones de dólares. La fuerte reducción de la demanda del sector de teléfonos móviles y de los centros de datos tuvo un impacto negativo, desequilibrando el mercado e impulsando el descenso de los precios promedio de venta (ASP), que se trasladaros tanto a los mercados globales como al inventario de los proveedores.

El informe señala que el mercado de DRAM se enfrenta a un freno importante, debido sobre todo a que la demanda de los centros de datos se ha reducido de forma drástica. Por ello, los ingresos trimestrales en el último cuarto de 2018 descendieron más del 20% hasta totalizar 22.900 millones de dólares, con una bajada de precios que ronda el 10% y una reducción de los envíos del 11%. Estas cifras contrastan con las tendencias estacionales, ya que tradicionalmente a finales de año se incrementa la demanda de DRAM.

Los expertos señalan que la demanda de los centros de datos, especialmente d ellos hiperescala, podría estar entrando en un ciclo de desaceleración, algo que ha pillado por sorpresa a gran parte de la cadena de suministro global. Esto se debería, según su opinión, a que durante 2017 y la mayor parte de 2018 los centros de datos han llevado a cabo una importante actualización, y ahora estarían centrando sus esfuerzos en optimizar hardware y software. Los analistas de Yole opinan que durante la primera mitad del año los precios podrían caer hasta un 40%, aunque la demanda de los centros de datos podría recuperarse a partir de la segunda mitad de 2019.

En cuanto al mercado de memoria NAND flash, la situación durante el cuarto trimestre de 2018 fue similar, con un descenso del 18% trimestral en los ingresos, hasta quedar en 13.100 millones de dólares. Además, en términos generales, los precios promedio de la memoria NAND descendieron un sonoro 20% en el cuarto trimestre, debido al exceso de inventario y la débil demanda en el mercado global. A pesar de ello, se logró cerrar el año con un aumento general del 10% en los ingresos, logrando un total de 59.000 millones de dólares, un 10% más que en 2017.

Aunque esto no significa que el mercado esté bien, ya que la tremenda sobreoferta aún continúa, haciendo que los precios sigan descendiendo, como han constatado análisis previos del primer trimestre de 2019. Los motivos so similares a los que han afectado al mercado de DRAM, que son el descenso del mercado de teléfonos móviles y la débil demanda de los centros de datos, especialmente el sector hiperescala.

Durante el último trimestre del año Samsung lideró de nuevo el ranking de proveedores, con un 32% del total de los ingresos, aunque descendió un 6% trimestral, perdiendo volumen de envíos y nivel de precio. Toshiba (TMC) ocupó la segunda posición con un 20% del mercado, seguido por Western Digital (15%), SK Hynix y Micron (11% cada uno) e Intel, que capturó un 5% del mercado. El resto de proveedores solo alcanzaron un 1%.

Aunque los expertos de Yole opinan que hay optimismo en el mercado de memoria, y creen que se acerca un punto de inflexión, a partir del cual la demanda se irá recuperando. Esto permitirá que los precios vayan dejando de descender, especialmente a partir del segundo trimestre del año. Aunque para ello los proveedores deben ir eliminando su inventario, de forma que se equilibre la oferta y la demanda y se abra camino al despegue de los nuevos formatos de chips NAND flash.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetAppHuawei y HPE.