Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La interrupción de la fábrica de Toshiba impacta en los precios de la memoria

  • Noticias y Actualidad

SSD

El incidente que ha paralizado la fabricación en las instalaciones de Toshiba ha elevado el coste de la memoria DRAM y NAND a corto plazo, sobre todo por el mayor control de las exportaciones a Corea del Sur que ha anunciado el gobierno japonés. Pero el impacto a largo plazo de esta breve subida de precio dependerá de cómo vayan descendiendo los niveles de inventario.

Tras la interrupción que sufrió la fábrica japonesa de memoria del fabricante Toshiba se han pospuesto los envíos previstos para finales de este año, y el gobierno japonés ha tomado medidas, controlando las exportaciones a Corea del Sur de tres materiales clave para la fabricación de semiconductores, smartphones y pantallas. Esto ha elevado los precios de componentes clave para la fabricación de chips de memoria DRAM y NAND, lo que está incrementando los precios de estos módulos, al menos a corto plazo.

Pero los niveles de inventario de los fabricantes y proveedores son bastante elevados y la demanda no es lo suficientemente alta por ahora, por lo que esta ligera subida de precios podría durar poco, según opinan los expertos de TrendForce. A menos que se produzca algún cambio más sustancial que permita equilibrar más la oferta y la demanda en los mercados de memoria, la recuperación de los precios de estos componentes seguirá retrasándose.

En cualquier caso, las consecuencias del incidente de la fábrica de Toshiba están teniendo un impacto en las relaciones comerciales entre estos dos países, cuya economía está fuertemente vinculada al sector tecnológico, ya que cuentan con algunas de las empresas más importantes de fabricación de semiconductores a nivel global, y la buena marcha del comercio entre ambos países es muy importante para el sector.

Las medidas adoptadas por el gobierno de Japón afectan especialmente a la industria de memoria NAND flash, y los expertos pronostican un incremento del precio de las obleas de silicio para estas tecnologías a partir del mes de julio, que podrían mostrar su impacto en el precio final de los chips en los próximos meses. Pero los fabricantes disponen de un inventario abultado de estos materiales, por lo que el factor del que dependerá esta posible subida de los precios estará más en el lado de la demanda en el mercado global.

Aunque ciertos vinculados a la memoria de estado sólido sectores están mostrando una ligera recuperación, como el de los ordenadores, todavía es pronto para saber si se logrará un punto de inflexión en la sobreoferta del mercado NAND flash. De hecho, los analistas de TrendForce afirman que a largo plazo los precios podrían seguir bajando, a pesar de esta subida temporal.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador HPE.