Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El valor que aporta una nube privada local

  • Noticias y Actualidad

NetApp_HCI

La nube es el gran apoyo para la digitalización de las organizaciones, pero el centro de datos local no ha desaparecido y no lo hará en muchos casos, ya que una infraestructura TI propia permite hacerse cargo de tareas vitales para el negocio. Pero la vinculación con la nube es fundamental, por lo que cada vez más organizaciones optan por una nube privada local que forme parte de un ecosistema TI híbrido, en el que plataformas HCI como las de NetApp pueden jugar un papel clave.

La nueva era digital plantea muchos retos a las organizaciones, que están viendo como la nube se ha convertido en un apoyo clave para muchas de sus operaciones. Un ejemplo son los desarrolladores de software, que recurren a la nube para desvincularse de las limitaciones de la infraestructura local y poder diseñar y desplegar las nuevas aplicaciones de forma más ágil, teniendo acceso inmediato a los recursos de infraestructura que necesitan, y a plataformas más amigables.

Esto ha llevado a muchos a considerar que la TI local está en decadencia, pero esto está lejos de ser cierto. De hecho, numerosas aplicaciones son más operativas su están ubicadas en entornos locales, y el centro de datos local continúa teniendo sentido para tareas vitales como el mantenimiento de información histórica que aún no ha terminado su ciclo de vida, para la copia de seguridad de los datos más críticos y para otras cargas de trabajo heredadas y críticas para las organizaciones.

Pero la TI tradicional quizá no sea la respuesta a estas necesidades, ya que cada vez es más importante contar con un ecosistema TI híbrido, en el que la infraestructura y los servicios en la nube puedan interactuar de forma ágil con la TI local y, de cara al futuro, con la TI en el borde. Así, tanto las aplicaciones como los datos que se alojan en cada ubicación son accesibles desde todas partes, y resultan útiles para todas las áreas de la organización.

Aquí es donde la infraestructura local debe evolucionar para formar parte de un ecosistema híbrido de nueva generación, y fabricantes como NetApp aportan una respuesta a esta necesidad. Sus soluciones HCI nacieron como parte de la categoría de infraestructura hiperconvergente, pero han evolucionado para convertirse en los que denominan Hybrid Cloud Infrastructure, soluciones pensadas desde la base para formar parte de una infraestructura de nube híbrida.

Con estas plataformas NetApp proporciona una base tecnológica que permite a las organizaciones construir un entorno de TI local perfectamente conectado a los servicios de múltiples proveedores de la nube pública. En su porfolio de productos hay soluciones que permiten crear una nube privada local que se interconecta de forma sencilla a la TI externa, con una amplia compatibilidad y con beneficios heredados de su naturaleza como plataforma hiperconvergente.

Estos son principalmente la capacidad de escalado independiente del almacenamiento y el cómputo, pero también otras ventajas. Por ejemplo, que estos sistemas son capaces de trabajar en perfecta sintonía con las plataformas de almacenamiento all flash más avanzadas, lo que proporciona un rendimiento sin igual en el acceso a los datos. Además, a medida que las organizaciones implementan tecnologías inteligentes dentro de la organización, el poder de una TI local potente cobra más importancia.

Y no solo por los beneficios de administrar localmente las aplicaciones internas, sino porque se está demostrando que en muchos casos es más económico y óptimo alojar ciertas aplicaciones en la infraestructura local que subirlas a la nube. Además, teniendo una TI hiperconectada se puede lograr que estos sistemas trabajen adecuadamente con los usuarios que se encuentran fuera de las oficinas, potenciando las aplicaciones que se deben usar en movilidad.

Por otro lado, las plataformas HCI de NetApp son fáciles de implementar y reducen de forma significativa la complejidad de la infraestructura del centro de datos, algo fundamental para construir un centro de datos preparado para el futuro. Todo ello está haciendo que los escenarios de TI híbrida multicloud estén proliferando, uno de los motivos por los que las soluciones HCI de NetApp está ganando presencia en las empresas que quieren crear un ecosistema de nube moderno, heterogéneo, fácilmente escalable y preparado para las aplicaciones de nueva generación.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador NetApp.