Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los precios de la memoria NAND dejarán de bajar tras el primer trimestre

  • Noticias y Actualidad

dinero_banco_crecimiento

La industria de memoria de estado sólido ha sufrido una importante depreciación de sus productos, y los fabricantes han reaccionado para frenar la caída, reduciendo sus planes de expandir la capacidad de fabricación. Según los expertos, se espera que durante el primer trimestre del año se alcancen los precios más bajos, y que el valor de los chips NAND flash comience a crecer en el segundo cuarto de 2019.

La llegada masiva al mercado de los nuevos formatos de memoria de 62-64 capas, junto con la proliferación del mercado NAND flash, generó una importante sobreoferta durante el año pasado, que provocó la caída constante del precio de la memoria de estado sólido. Aunque las ventas de memoria han ido subiendo, las ganancias potenciales de los fabricantes se han resentido. Mientras tanto, se han embarcado en el lanzamiento de los nuevos formatos 3D NAND de 92 capas, para lo que han necesitado invertir en sus fábricas preexistentes y en construir otras nuevas.

Pero, conscientes de que el aumento de producción podría prolongar la depreciación de la memoria, han contenido su expansión hasta consumir su inventario en espera de que aumente la demanda de los clientes. Así, podrán lanzar sus nuevos productos con mejores condiciones de precio. Esta estrategia, según informen desde el medio Digitimes, dará sus frutos a partir del segundo trimestre de este año. Sus fuentes, provenientes de la industria de memoria taiwanesa, prevén que los niveles de precio más bajos se alcanzarán durante el primer trimestre de 2019, y que a partir de entonces comenzarán a recuperarse.

Previamente, los analistas del mercado opinaban que, tras un 20% de caída en el primer cuarto de este año, los precios continuarían bajando durante el segundo. Pero ahora esperan que los contratos de módulos de memoria que abastecen a los OEM incrementen su valor durante el segundo trimestre, marcando una tendencia al alza que podría continuar el resto del año.

Por ahora, es difícil saber si la demanda de los fabricantes de equipos originales logrará estabilizar los precios, pero teniendo en cuenta que cada vez más dispositivos están pasando a la tecnología de memoria flash, cabe esperar que sus contratos de suministro con la industria cobren cada vez más importancia. Ejemplos de ello se están viendo en el sector de los ordenadores portátiles, que están sustituyendo cada vez más los viejos HDD por los más actuales y rápidos SSD. Además, los fabricantes de smartphones necesitan incrementar el espacio de almacenamiento de sus productos, recurriendo a los nuevos chips de memoria NAND flash de alta capacidad. Y los proveedores de TI para entornos empresariales están incrementando el porcentaje de productos de almacenamiento de estado sólido, en una tendencia que los expertos prevén que continuará avanzando durante los próximos años.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.