Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Los fabricantes de memoria NAND Flash reducirán el gasto en 2019

  • Noticias y Actualidad

Descenso

La situación de sobreoferta en el mercado de memoria de estado sólido está pasando factura a la industria, que ha visto como los precios bajaban de forma constante en 2018. Ante este problema, los fabricantes de chips NAND flash van a reaccionar reduciendo un 2% sus inversiones en semiconductores durante este año, con el fin de paliar poco a poco el exceso de capacidad actual y recuperar el crecimiento de los precios.

La rápida evolución tecnológica de la memoria de estado sólido ha llevado a los fabricantes a correr para lanzar al mercado sus nuevas generaciones de chips NAND Flash, inundando el mercado con un exceso de capacidad. Esta sobreoferta ha hecho descender los precios de forma constante en 2018 y, aunque el mercado ha crecido debido a los pedidos cada vez mayores de sectores como el almacenamiento empresarial y los centros de datos, los fabricantes están reaccionando para que este exceso de oferta no se mantenga demasiado tiempo. Sobre todo, teniendo en cuenta que otros clientes clave como los fabricantes de ordenadores y de dispositivos móviles han reducido su demanda de chips NAND Flash durante el año pasado, y no se sabe si durante 2019 recuperarán el crecimiento con la suficiente fuerza.

La estrategia que van a seguir es ralentizar la expansión de la capacidad de producción de memoria, y desde DRAMeXchange opinan que en 2019 reducirán el gasto de capital para contrarrestar el exceso de oferta que se ha instalado en el mercado global. Aunque el gasto total de la industria de memoria NAND Flash ha descendido un 10% en 2018, se prevé que el gasto total de la industria global se reduzca otro 2% interanual en 2019, que se estima en unos 22.000 millones de dólares. Esta bajada es significativa, teniendo en cuenta que durante este año se pretende impulsar la nueva generación de chips 3D NAND de 92-96 capas, lo que generará unos gastos inevitables para los fabricantes.

Se estima que estos chips representarán alrededor del 32% de la producción total de memoria de estado sólido para finales de 2019, mientras que la generación que llegó masivamente al mercado en 2018, la de 64-72 capas, se mantendrá por encima del 50%. En términos generales, los expertos de DRAMeXchange pronostican que la producción de bits NAND flash crecerá en torno a un 38% en 2019, lo que supone una ralentización frente a la subida del 45% experimentada en 2018.

En cuanto a las marcas principales, se prevé que Samsung incremente su capacidad de producción un 35% en 2019. Por un lado, continuará reduciendo su producción de chips 2D NAND; por otro, rebajará su capacidad operativa, ya que la fabricación de los chips de 92 capas requiere más espacio en las fábricas. Esto tendrá un importante impacto en las cifras globales, ya que Samsung es el líder del sector, con una participación del 30% en el mercado.

Por su parte SK Hynix y Toshiba / Western Digital reducirán su producción de bits NAND Flash, como resultado del cambio a la nueva generación de chips. DRAMeXchange pronostica que su fabricación se reducirá a menos de un 50% y un 35%, respectivamente, frente a las anteriores previsiones del 50% y 40%.

Micron mantendrá más o menos las cifras del cuarto trimestre de 2018, ya que su nueva fábrica en Singapur no comenzará su actividad hasta 2020, e Intel, su anterior socio, mantendrá la producción de su fábrica de Dalian, sin planes conocidos para expandir sus operaciones de fabricación en 2019. Los analistas prevén que los envíos de bits conjuntos de estas dos marcas crecerán un 40% interanual en 2019, frente a la subida del 45% experimentada en 2018.

En términos generales, desde DRAMeXchange pronostican que las cotizaciones para varias de las líneas de productos NAND Flash caerán más de lo previsto en los anteriores análisis, ya que los fabricantes quieren ir eliminando el exceso de inventario generado en 2018. Concretamente, prevén que se producirá un descenso general del 20% durante el primer trimestre de 2019, cuando anteriormente se calculó en un 10%. Y durante el segundo trimestre del año creen que descenderá un 15% adicional. A partir de la primera mitad de creen que los envíos podrían subir, debido a la llegada de la temporada alta, pero opinan que los precios seguirán bajando un 10% cada trimestre. Estas previsiones a más largo plazo son provisionales, ya que aún no se sabe si los fabricantes ajustarán de nuevo su capacidad de producción para seguir combatiendo la sobreoferta del mercado.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.