Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria china de fundición de semiconductores crece muy por encima de la media

  • Noticias y Actualidad

semiconductores

El mercado de semiconductores en China está experimentando un gran crecimiento, y la industria del país está evolucionando con rapidez para dar respuesta a la gran demanda interna. Por ahora, sus fabricantes están rezagados en las nuevas tecnologías de 200 y 300mm, pero los analistas creen que en los próximos dos años esta situación cambiará, y China podría convertirse en uno de los principales proveedores del sector.

El gigante asiático está evolucionando en el desarrollo y la implantación de las nuevas tecnologías de semiconductores, lo que está impulsando de forma destacable la industria local de fundición de obleas para la fabricación de estos componentes electrónicos, imprescindibles para las tecnologías digitales. Según el último estudio elaborado por la organización SEMI, especializada en las tecnologías de semiconductores, la industria china está experimentando el mayor índice de crecimiento del sector, ya que sus fabricantes están tratando de construir una cadena de suministro sólida y autosuficiente.

En su informe Semiconductor Silicon Wafer Outlook, correspondiente a 2018, se revela que desde 2017 China está gestando una expansión del sector de fundición sin precedentes, lo que le está permitiendo crecer muy por encima de la media global de la industria, en una tendencia que continuará como poco hasta 2020. En este estudio los expertos pronostica que la capacidad de producción de las fábricas chinas va a pasar de los 2,3 millones de obleas al mes (ppm) registrados en 2015 hasta unos 4 millones en 2020, con una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 12%.

En la evolución de la industria china de semiconductores no solo está incrementándose en la capacidad de producción, sino que los fabricantes están esforzándose por abordar las nuevas tecnologías y los nuevos materiales para ser capaces de fabricar tecnologías de vanguardia. Estos esfuerzos todavía no han terminado de dar sus frutos, pero a nivel de volumen China ya se ha posicionado por delante de Taiwán en la fabricación de semiconductores, y solo tiene por delante a Corea, líder indiscutible del sector por ahora.

Los expertos pronosticaban hace meses que China superaría este año a Corea en este mercado, pero el país se enfrenta a varias dificultades para lograrlo. La principal es la escasez de suministro de obleas de silicio provenientes del sector de la fundición, ya que este mercado está gobernado por un oligopolio de las cinco principales empresas del sector, que acaparan el 90% de los ingresos del mercado y bloquean el suministro a los fabricantes chinos. Pero las empresas del país están haciendo un gran esfuerzo para construir su propia cadena de suministro nacional, y los gobiernos centrales y locales del país están financiando numerosos proyectos de fabricación de obleas de silicio.

Por ahora, los proveedores nacionales centran su producción en los formatos de 150mm y de diámetro inferior, pero estos no son los más adecuados para las nuevas tecnologías de éxito, como las nuevas generaciones de memoria DRAM y NAND flash. Estos chips acaparan las mayores porciones del mercado de semiconductores, y los fabricantes más avanzados del sector recurren a los formatos de 200 y 300mm para fabricar estos y otros chips. Las cifras de este informe muestran que la fuerte demanda interna de estos formatos de obleas está impulsando la evolución de la industria en China, con determinados fabricantes como pioneros en estas tecnologías. Los expertos estiman que para 2020, la cadena de suministro china de obleas de 200mm alcanzará una capacidad de producción de 1,3 millones de ppm, lo que podría generar una sobreoferta, mientras que se llegaría a unas 750.000 ppm en obleas de 300mm.

Por su parte, los fabricantes de equipos para la fabricación de semiconductores están tratando de adaptarse a las nuevas necesidades, invirtiendo en la producción de hornos para obleas de 300 mm. Y los proveedores de estos equipos están esforzándose para proporcionar el resto de herramientas necesarias, aunque aún no se han adentrado en las tecnologías necesarias para la inspección de productos en las fábricas de semiconductores.

Todos estos avances están confluyendo poco a poco desde 2017, y los expertos de SEMI prevén que, apoyados por la creciente demanda interna de semiconductores como la memoria, el ecosistema de fabricación de semiconductores va a lograr crear su propia cadena de suministro completa, por lo que China podría dejar de depender de los proveedores externos para suplir las necesidades del sector en el país. Esto sentaría las bases de una fuerte industria de semiconductores, que podría situar a los fabricantes chinos en una buena posición para competir en categorías clave de semiconductores durante la próxima década.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.