Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria recorta sus previsiones para el mercado de fabricación de semiconductores

  • Noticias y Actualidad

Toshiba_WDC_Fabrica_Memoria_1

Los expertos de SEMI acaban de confirmar que sus pronósticos de gasto para el mercado de equipos para la fabricación de semiconductores eran exagerados, y han afirmado que no habrá crecimiento en 2019, sino que el gasto descenderá un 8%. Este cambio radical responde al descenso de la inversión en fábricas, a la caída de los precios de la memoria y a un cambio brusco de las estrategias de las empresas frente a las tensiones comerciales internacionales.

El mercado de equipos para la fabricación de semiconductores ha tenido un buen año, en el que ha crecido gracias a sectores como el de la memoria, uno de los segmentos que más ha impulsado la renovación y la construcción de fábricas de semiconductores. Esto llevó a los analistas de SEMI a pronosticar un crecimiento del gasto de un 7% durante 2019, pero su último análisis del mercado ha cambiado de signo. De hecho, el informe SEMI World Fab Forecast, que recoge información de más de 400 fábricas y proyectos de inversión del sector, estima que el mercado de estos equipos descenderá un 8%, cambiando completamente el rumbo de la industria durante el año que viene.

Esto se deberá a varios factores principales. Por una parte, también se ha revisado a la baja la previsión de las inversiones en fábricas de semiconductores, ya que los fabricantes quieren ralentizar el aumento de producción previsto anteriormente para componentes como la memoria. Esto lleva a los analistas de SEMI a prever un crecimiento del 10% en estas inversiones, cuando anteriormente se esperaba una subida del 14%. Pero, además, ahora se sabe que la caída de los precios de la memoria será más pronunciada y durará más de lo esperado. Y se ha detectado un cambio en las políticas de las empresas, que son más cautelosas con el gasto mientras continúa la guerra comercial entre Estados Unidos y China. Además de en otras áreas, este conflicto estaría afectando especialmente a la industria china de chips basados en tecnologías de 28 nanómetros, que verá ralentizado su crecimiento en 2019.

Otros factores a tener en cuenta son que, aunque los fabricantes de memoria quieren incrementar su producción, están viéndose forzados a rentabilizar sus inversiones anteriores eliminando el abultado inventario que han acumulado a lo largo de 2018, lo que ralentizará la producción de memoria, tanto DRAM como NAND flash. Y la sobreoferta continúa porque varios factores han confluido para que se contenga la demanda de nuevos chips de memoria. Además, hay una escasez de nuevas CPUs, lo que no permite despegar la nueva generación de ordenadores con memoria de estado sólido y nuevas generaciones de RAM. Y el mercado de smartphones de nueva generación no está teniendo el impulso esperado, por lo que estas y otras categorías de chips no están teniendo la demanda esperada.

Todo ello está llevando a los fabricantes a contener sus inversiones en nuevo equipamiento para la fabricación de chips, en espera de que el mercado tecnológico vaya estabilizándose y se genere nueva demanda que impulse su sector. Según los datos proporcionados ahora por SEMI, el gasto en fabricación de memoria DRAM irá directamente relacionado con estas tendencias. Mientras tanto, el gasto para la fabricación de memoria NAND flash sufrirá probablemente una disminución de dos dígitos en 2019. Concretamente, mientras antes se preveía que el gasto total en la fabricación de memoria descendería un 3% el año que viene, ahora los expertos afirman que descenderá un 19% con respecto a 2018. En este contexto, la DRAM bajará un 23% y la memoria NAND un 13%.

A nivel regional, las anteriores previsiones para China, que pronosticaban un gasto de 17.000 millones de dólares, se han rebajado hasta 12.000 millones. En Corea, que aún mantendría su liderazgo en el sector durante unos meses más, se ha pasado de un descenso del 8% (17.000 millones de dólares) a una caída importante del 35%, que situaría el gasto en fabricación de semiconductores en unos 12.000 millones. En gran parte se debe a la reducción de las inversiones de Samsung en 2019, ya que es el principal fabricante nacional.

Por otro lado, el fabricante estadounidense Micron tiene pensado incrementar el gasto en equipos para la fabricación de semiconductores un 28%, hasta 10.500 millones de dólares. Pero este movimiento se debe a que, tras romper su alianza con Intel, va a desarrollar y ampliar su cadena de producción de memoria 3D Xpoint, y también al inicio de la producción en masa de sus nuevos SSD con chips QLC. Otras empresas que están incrementando su gasto en equipos de fabricación de semiconductores corresponden a otros subsectores, como los sensores de imagen CMOS, que están creciendo con fuerza. También algunos fabricantes de MPU, MCU y DSP, que podrían incrementar su gasto hasta un 40% en 2019. Y el sector de la fundición Pure-Play, que proporciona la base de las tecnologías de semiconductores, especialmente para los ODM, espera incrementar sus inversiones un 10% el año que viene.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.