Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La industria de semiconductores acusa el efecto de la guerra comercial EEUU-China

  • Noticias y Actualidad

semiconductores

El conflicto comercial entre estos países está afectando especialmente a la industria de semiconductores, cuyos principales fabricantes se encuentran en Asia, y muchos de ellos tiene sus fábricas en China. Los más afectados por la mala relación bilateral y el aumento de los aranceles a la tecnología están siendo las firmas taiwanesas, que prevén una desaceleración de su sector por esta causa.

Recientemente, los máximos responsables de dos de las empresas de semiconductores más importantes de Taiwán han manifestado su inquietud por las consecuencias que este conflicto va a causar en su sector el próximo año. Según CC Wei, co-CEO de la firma Taiwan Semiconductor Manufactoring Company (TSMC), afirmó que la guerra de aranceles que se está produciendo entre ambos países ya ha tenido un impacto negativo en todos los sectores de la industria de semiconductores. Dijo que, a pesar de la demanda de semiconductores para la computación en la nube, la conducción autónoma, el aprendizaje automático, las aplicaciones médicas inteligentes y otras tecnologías emergentes como la IA y 5G, su industria va a verse seriamente afectada por esta guerra comercial.

También indicó que los esfuerzos que está haciendo China para potenciar el desarrollo de su industria local está perjudicando a las empresas taiwanesas del sector, desafiando su competitividad. Por ello, Wei insta al gobierno de Taiwán a que desarrolle planes para ayudar a su sector a fomentar y retener el talento nacional, y a proporcionar los suficientes recursos para satisfacer las necesidades de esta industria.

Por su parte, SC Chien, copresidente de la compañía United Microelectronics (UMC), otro de los grandes del sector en Taiwán, dijo que su empresa está siguiendo de cerca esta guerra comercial, y dice que, por ahora, el impacto en la fundición, parte importante de su negocio, no está siendo muy significativo. Pero no descarta que acabe afectándoles.

Otro representante de la industria, Frank Huanh, CEO de Powerchip Technology, dijo que las empresas de fabricación de chips se están preparando para acometer una ola de consolidación si el conflicto comercial entre Estados Unidos y China va a más. Sobre todo, teniendo en cuenta que las perspectivas del mercado de chips, incluidos los de memoria, son bastante inciertas y, cuanto menos, negativas, para el primer trimestre de 2019.

En cuanto al mercado chino, este conflicto también está provocando una desaceleración en el desarrollo de la industria de fabricación de chips, tanto memoria como otros circuitos integrados. En gran parte porque todavía no se ha definido cómo afectarán los nuevos aranceles estadounidenses que entrarán en vigor a principios de año al mercado y los pedidos internacionales de estos productos. Esto genera incertidumbre en todos los escalones de la cadena de suministro, afectando tanto a los fabricantes como a los distribuidores y los integradores de tecnología.

Mas información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.