Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

La guerra comercial podría afectar a la industria de semiconductores americana

  • Noticias y Actualidad

Estados Unidos China

Los nuevos aranceles que el gobierno estadounidense ha impuesto a los productos tecnológicos provenientes de China aún no han provocado una reacción opuesta por parte del país asiático, pero esta situación podría cambiar en poco tiempo, afectando al gran porcentaje de ingresos que las compañías americanas obtienen actualmente en el mercado chino.

La lista de productos provenientes de China a los que EEUU ha subido los aranceles incluye a los semiconductores y otros equipos tecnológicos, que verán un incremento del 25% en los impuestos aplicados en el mercado americano. Esta decisión de la administración Trump está generando bastante controversia, ya que China podría reaccionar de forma que afecte considerablemente a los intereses que la industria de semiconductores norteamericana tiene en el país asiático. Se calcula que las importaciones anuales de las empresas americanas de semiconductores provenientes de china se encuentran entre 4.800 y 5.500 millones de dólares. Si el gobierno del país asiático decidiera gravar más estas operaciones comerciales, las compañías estadounidenses podrían ver reducido su margen de beneficios de forma considerable, pero también China se vería afectada. Por ahora, su gobierno no ha tomado medidas para contrarrestar esta política de EEUU con nuevos aranceles a los semiconductores importados de este país, para que las empresas TIC del país no vean incrementados sus costes operativos y tengan que asumir una doble tributación. Pero esta situación podría cambiar una vez que sus empresas del sector de los semiconductores se establezcan finalmente en el mercado global y alcancen una posición destacable en su mercado nacional, lo que les permitiría dejar de importar tantos semiconductores de las marcas norteamericanas.

En esta situación, el siguiente movimiento de China en esta guerra comercial podría tener gran alcance para la industria de semiconductores e infraestructura TI de Estados Unidos, ya que las principales empresas americanas del sector tienen grandes intereses en el país. Se estima que estas compañías obtienen un promedio de ingresos del 52% de sus ventas de China. Por sus cifras destacan firmas como Broadcom y Micron, aunque otras de gran envergadura como Intel, AMD, Nvidia y Qualcomm obtienen un porcentaje elevado de ingresos del mercado chino, tanto en procesadores como en memorias DRAM y NAND, y equipamiento TI de diversa naturaleza. Se prevé que, si China toma medidas, los que más podrían acusar el descenso de ingresos serían Intel, Micron, Qualcomm y Applied Materials. Mientras tanto, los principales fabricantes de memoria de China van a iniciar la producción en masa de sus nuevos productos NAND Flash, que estarán disponibles en la primera mitad de 2019. Estas firmas son Hefei Changxin, Fijuan Jinhua Integrated Circuit y Yangtze Memory Technology Co., que tienen planes para acaparar una buena parte del mercado nacional a corto plazo, y para posicionarse con fuerza en el global a medio plazo. Una vez que se afiancen en el sector China tendrá nuevas armas para presionar en las negociaciones con Estados Unidos, lo que podría afectar a la posición predominante de EEUU en esta guerra comercial, y a las empresas de semiconductores americanas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.