Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

Taiwán apoyará a los fabricantes nacionales en la guerra comercial entre EEUU y China

  • Noticias y Actualidad

Inversión_impuesto_subvención

Las autoridades de Taiwán han decidido adoptar medidas financieras para apoyar a la industria de fabricación nacional, que se enfrentan a dificultades económicas por la guerra comercial entre Estados Unidos y China. De esta forma intentarán amortiguar el impacto de los nuevos aranceles que ha impuesto el gobierno estadounidense a las importaciones de tecnología proveniente de China.

Estos nuevos aranceles gravan especialmente, y con dureza, la mayor parte de productos de tecnología que Estados Unidos importa de China, y muchos de los principales fabricantes del mundo de memoria, procesadores, servidores y equipamiento para centros de datos y tecnología de consumo tienen sus fábricas o cadenas de montaje en el país asiático. Esto afecta de forma muy seria a los fabricantes de Taiwán, donde se concentran muchas de las industrias más potentes del sector tecnológico mundial. Ante las dificultades económicas que estos nuevos impuestos arancelarios suponen para estas compañías, el gobierno de Taiwán ha decidido tomar medidas financieras que permitan paliar los peores efectos de la política estadounidense en uno de los sectores más críticos de su economía.

El Primer Ministro taiwanés, William Lai, dijo en un discurso en el Parlamento del país que, como una economía pequeña y abierta, Taiwán depende en gran medida del comercio exterior, principalmente de mantener intercambios comerciales con los Estados Unidos y China. Por ello, su gobierno va a proponer diferentes medidas que tratarán de contrarrestar las consecuencias que tendrá para su sector industrial la guerra comercial entre ambos países, en sus diferentes etapas. Por un lado, se lanzarán medidas de estabilización financiera destinadas a la macroeconomía, y apuntó que no descarta un incremento del gasto para reducir el impacto en la industria del país y avivar el desarrollo económico. Por otro, el gobierno quiere fomentar que los inversores taiwaneses a que trasladen al interior de sus fronteras las fábricas que actualmente tienen en suelo chino, y anunció que proporcionará todas las ayudas necesarias para que estas empresas puedan llevar a cabo el proceso de reubicación y transformación de sus cadenas de suministro.

Además, las autoridades taiwanesas están diseñando incentivos que pretenden fomentar el retorno de la inversión en las industrias estratégicas del país, y quieren renovar su política de acercamiento a los países del sur de Asia y del sudeste asiático para estrechar sus vínculos comerciales y reforzar las relaciones con los posibles inversores. El gobierno de Taiwán tratará de poner en marcha todas estas medidas a la mayor brevedad posible, ya que los nuevos aranceles de Estados Unidos ya están gravando con un 10% adicional los productos importados de China, y a partir de enero del año que viene las tasas subirán al 25%, y será cuando se manifiesten los problemas más graves para la industria tecnológica taiwanesa.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las página de nuestro colaborador Huawei.