Acepto

COOKIES

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación y analizar estadísticas del uso de la web. Obtener más información

El sector de la memoria seguirá creciendo en 2019

  • Noticias y Actualidad

Silicon Chips

Durante el año pasado, la suma del aumento de capacidad de producción con una reducción de la demanda de los clientes ha hecho que el precio de la memoria NAND flash baje más de lo previsto. Esta situación de sobreoferta continuará en 2019, con la llegada de las nuevas generaciones de memoria, pero los expertos indican que el crecimiento del sector no frenará completamente.

Tras un año dominado por la sobreoferta y el aumento de la inversión de los fabricantes en la mejora tecnológica, no parece que los precios de la memoria no volátil vayan a subir a corto plazo, pero el sector en general continuará creciendo en 2019. Diversos factores adicionales han contribuido a la situación actual, en la que la contención del gasto ha frenado un poco las inversiones en almacenamiento NAND flash, como la incertidumbre generada por el conflicto comercial entre Estados Unidos y China. Esto contribuirá a mantener los precios bajos tanto de los chips como de los discos duros SSD, pero durante este año los fabricantes van a lanzar a la producción masiva y la distribución sus nuevas generaciones de memoria, tratando de conquistar varios sectores estratégicos del almacenamiento, tradicionalmente dominados por los discos duros HDD.

En previsión de posibles dificultades, los principales fabricantes de semiconductores (Samsung y SK Hynix) están reforzando otras áreas de negocio no relacionadas con la memoria, como los contratos de suministro de chips sin memoria. Pero no van a descuidar el lanzamiento de sus nuevos discos SSD de 96 capas y más, que tratarán de conquistar el mercado en 2019. Para ello han incrementado la capacidad de producción de sus fábricas y han potenciado su industria de fundición, tratando de mejorar toda la cadena de suministro para los nuevos chips de 96 capas. Samsung los lanzó oficialmente a mitades de 2018 y tratará de introducir la nueva generación de 128 capas a principios de 2019, aunque los productos finales tardarán más en llegar al mercado.

El resto de fabricantes, como Toshiba /Western Digital, Micron e Intel también han lanzado la producción en masa de chips de 96 capas, y darán el salto a la nueva generación entre 2019 y 2020. Mientras tanto, nuevos fabricantes con origen en China están tratando de ponerse al mismo nivel, aunque con dificultades. Por ejemplo, YMTC, que quiere saltarse una generación para llevar al mercado sus propios chips de 128 capas lo antes posible, aunque no se espera que logre alcanzar la distribución masiva hasta 2020. Y los expertos prevén que solo logrará la distribución masiva de chips de 96 capas a partir del tercer trimestre de 2019.

La evolución tecnológica es necesaria para no quedarse atrás y, aunque no se espera que la demanda supere a la oferta, el menos en los primeros seis meses de 2019, los centros de datos de todo el mundo están implementando poco a poco nuevas cargas de trabajo de alto rendimiento, para las que se necesita la rapidez que proporciona el almacenamiento All flash. Esto hará que la oferta se mantenga e, incluso, suba ligeramente en el corto y medio plazo, aunque aún es pronto para hacer pronósticos realmente fiables de cara a finales de 2019.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas para las empresas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar las páginas de nuestros colaboradores: NetApp y Huawei.