Los gobiernos quieren proteger la competencia en el mercado de la nube

  • Noticias y Actualidad

nube cloud

En los próximos años los gobiernos de muchos países incrementarán la presión regulatoria sobre los gigantes de la nube, que acaparan la mayor parte de una industria responsable de almacenar y proteger los datos en todo el mundo. Su cuota no deja de aumentar y las autoridades quieren controlar más las actividades de estas empresas y estimular más la competencia en el sector.

Desde su nacimiento, el mercado de servicios en la nube ha estado dominado por un puñado de compañías que han ganado peso de forma meteórica, capitalizando gran parte de los esfuerzos de digitalización de la sociedad y las organizaciones. Su influencia en la industria tecnológica y en la economía global está aumentando y los gobiernos están cada vez más preocupados por la protección de los datos que manejan y su privacidad, y por la competencia en el sector.

Por ello, están aumentando la presión regulatoria sobre los gigantes de la nube, estableciendo un escrutinio más exhaustivo para las actividades de estas empresas. En regiones como Europa han visto la luz normativas que protegen más a los usuarios y ahora el foco está puesto en la competencia. Como explica Owen Rogers, director de investigación del Uptime Institute, “En cualquier mercado, menos vendedores o proveedores generalmente resultan en menos opciones para los compradores. Cuando el número de vendedores es muy bajo, esto podría, teóricamente, conducir a la explotación, a través de precios más altos o bienes y servicios de menor calidad, sin que los compradores tengan más remedio que aceptar tales términos”.

En un artículo publicado recientemente, destaca iniciativas como la anunciada por la Oficina de Comunicaciones del Gobierno del Reino Unido (Ofcom), que pretende investigar el papel de los grandes hiperescaladores en el mercado de servicios de la nube pública, que valora en unos 15.000 millones de libras esterlinas. Su trabajo se centrará en comprender mejor su influencia en la competencia en este mercado y determinar si estas compañías están limitando las posibilidades de crecimiento e innovación.

Entre las preocupaciones actuales de esta oficina y de otros gobiernos está el hecho de que la reducción de precios, aparentemente beneficiosa para los clientes, podría conllevar una práctica en contra de la competencia. Al seguir bajando los precios, a pesar del aumento de la inflación, ponen a la competencia en una situación difícil, ya que las empresas más modestas tienen más problemas para reducir el precio de sus servicios.

Por otro lado, como es natural, los gigantes de la nube siguen invirtiendo en innovación para lanzar nuevos productos y abrirse camino en otros segmentos, con lo que podrían competir con los proveedores de colocación o los de servicios de nube privada. En países como el Reino Unido el dominio de los tres gigantes de la nube es mayor incluso que en otros lugares, y los expertos calculan que su participación está creciendo a un 3% anual, superando actualmente el 80%.

Las investigaciones de esta oficina tratarán de encontrar evidencias de comportamientos anticompetitivos pero, de no lograrlo, Rogers dice que Ofcom no podrá apoyar a los competidores más pequeños, salvo limitando las ambiciones de estas grandes compañías a través de la regulación. Pero los gobiernos tienen escasa capacidad para limitar las actividades de estas empresas, ya que gran parte de su ventaja se debe a su inmensa escala, que les permite establecer precios acorde a las expectativas de los clientes y seguir reduciéndolos sin perder ganancias, lo que a su vez les permite expandirse a nuevos mercados.

Entre las pocas alternativas para que las autoridades británicas puedan proteger a las empresas de la nube más pequeñas estaría establecer límites de precios en el sector u obligar a los hiperescaladores a trasladar los ahorros de costos. Pero, como explica Rogers, regular los precios solo tiene sentido si estos estuviesen subiendo, o si los usuarios no tuviesen alternativas. Por el momento, están barajando varias alternativas adicionales, incluso la nacionalización de un importante proveedor nacional, pero no está claro que se pueda llevar a cabo este nivel de intervencionismo.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.