El modelo de hardware como servicio se presenta como alternativa a la nube

  • Noticias y Actualidad

servidor_almacenamiento_1

Los principales fabricantes de infraestructura TI están integrando en su modelo de negocio nuevas ofertas de alquiler de servidores como un servicio, y están ganando popularidad con rapidez. Esto permite a los clientes tener su infraestructura en el centro de datos de su elección y, a su vez, contar con beneficios de flexibilidad y escalabilidad similares a los que ofrecen los proveedores cloud.

El negocio tradicional del mercado de infraestructura de computación y almacenamiento está evolucionando hacia nuevas fórmulas basadas en el pago por uso y la entrega como servicio. El ejemplo más claro está en los servicios de infraestructura en la nube, que incluyen ofertas muy variadas de servidores dedicados o compartidos, con diferentes niveles de servicio, redundancia, etcétera. Muchas empresas han recurrido a estos servicios para reducir al mínimo el coste de propiedad de la infraestructura en favor del gasto operativo.

La popularidad de estas fórmulas ha permitido a los proveedores de la nube aumentar su mercado a una gran velocidad en las últimas décadas, pero los servicios en la nube no solo aportan ventajas, sin que tienen sus inconvenientes. Por ejemplo, la falta de control de los clientes sobre la infraestructura en la que se guardan los datos y sobre la que se ejecutan las aplicaciones. Las empresas que prefieren tener más control tradicionalmente han mantenido su propio centro de datos y han recurrido a servicios de colocación, pero están surgiendo nuevas posibilidades de la mano de los principales proveedores de hardware de TI.

Marcas como Dell y Hewlett Packard Enterprise están cambiando su modelo de ingresos, basado principalmente en la venta de equipos, por otro que deja espacio a una nueva generación de ofertas de hardware basadas en suscripción. Así, proporcionan a los clientes el equipamiento que necesitan bajo un contrato de alquiler adaptado a sus necesidades, ofreciendo una flexibilidad y escalabilidad que tratan de emular a los principales beneficios de los servicios en la nube.

Owen Rogers, director de investigación de computación en la nube del Uptime Institute, explica en un artículo que estas modalidades de servicio están ganando clientes, abriendo nuevos horizontes para el negocio de los proveedores de hardware TI. Prueba de ello es que otras marcas importantes del sector han lanzado sus ofertas de hardware bajo suscripción, como Cisco, Hitachi o Lenovo, aunque la marca que más ha avanzado en esta transición es HPE.

Rogers destaca que hay diferencias importantes entre lo que pueden ofrecer los hiperescaladores de la nube y los proveedores de hardware como servicio, y que tienen que ver con la escalabilidad. En el caso de la nube, los proveedores suelen sobreaprovisionar de recursos los servidores que alquilan, lo que permite al cliente consumir recursos a voluntad. Esto tiene la contrapartida del gran desperdicio y excesivo gasto inicial derivado de recursos que no se usan, aunque después el proveedor incluya un extra en la factura gastos adicionales por escalamiento al cliente.

En cambio, el negocio de hardware como servicio no permite tanta flexibilidad en la agregación de recursos a escala, ni se cuenta con el presupuesto para comprar y alojar servidores adicionales por si se necesitan. Esto hace que los proveedores deban estudiar muy a fondo las necesidades del cliente y las posibles variaciones en sus requisitos para ofrecer una solución que pueda escalar moderadamente para mantener la continuidad del negocio. Esto implica que el cliente se compromete a un consumo de capacidad mínimo, en término de uso de CPU, memoria y almacenamiento, y el proveedor se encarga de proporcionar el hardware necesario, y de crear un búfer de capacidad que se encuentra entre un 10% y un 20% por encima de los requisitos del cliente.

Como explica Rogers, alquilar hardware bajo estos modelos de entrega como servicio no es necesariamente más barato que comprarlo, pero permite cambiar el gasto de capital tradicional por gasto operativo. Además, el cliente se desvincula de la carga de administración y mantenimiento, que quedan en manos del proveedor, y mantiene la posibilidad de combinar esta infraestructura con servicios en la nube, ya sean del proveedor de hardware o de la nube pública, lo que permite construir ecosistemas de nube híbrida. El pionero en esta nueva fórmula de pago por uso, HPE, apostó fuerte por este cambio hacia el hardware como servicio y ya está cosechando bastante éxito. El resto de actores en este mercado sigue un camino similar, pero de momento no han cambiado su modelo de negocio clave de forma tan radical como HPE.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.