La nube no sustituirá el almacenamiento local en servidores

  • Noticias y Actualidad

almacenamiento servidores 4

En los últimos años muchas empresas han acelerado la migración a la nube, reduciendo el uso de servidores locales, pero estos siguen desempeñando un papel fundamental en la TI empresarial. Aunque la infraestructura on-premise está evolucionando con nuevas soluciones que seguirán alimentando una parte del mercado mundial de almacenamiento y computación.

La inversión de las empresas en servidores ha ido disminuyendo a medida que han ido migrando cargas de trabajo a la nube. Según una investigación realizada por Spiceworks Ziff Davis (SWZD), en 2021 el 40% de las cargas de trabajo se ejecutan en la nube, un porcentaje que podría ascender hasta el 50% para el año 2023. Mientras tanto, el gasto de las empresas en la nube seguirá creciendo, pasando del 22% de 2020 a un 26% en 2022. Entre estos años el presupuesto destinado al hardware se ha reducido del 33% al 30%, y el gasto en servidores descenderá hasta el 11% en 2022.

Esto parece marcar una tendencia de descenso en el uso de servidores empresariales, pero los expertos afirman que estos equipos siguen siendo fundamentales, ya que la mayoría de cargas de trabajo se siguen ejecutando en local y para 2023 el 94% de las organizaciones seguirán utilizando servidores locales. En el futuro la infraestructura on-premise deberá coexistir con la nube en una arquitectura híbrida, y ambos entornos deberán ser más interoperables, facilitando la portabilidad y la flexibilidad.

Otro entorno que debe adaptarse a las necesidades actuales de las empresas es la infraestructura de almacenamiento en la sala de servidores, que tradicionalmente ha sido el cuello de botella de la TI. Por ello, el almacenamiento principal de los servidores está cambiando de los tradicionales HDD a los nuevos formatos de almacenamiento de estado sólido. Los nuevos modelos vienen equipados con SSD y los viejos se actualizan, y la popularidad de los dispositivos NAS y SAN basados en flash está creciendo.

Actualmente el 55% de las empresas utiliza SSD locales basados en SATA, y dentro de dos años el porcentaje aumentará un 14% más. Mientras tanto, la adopción de SSD SAS en servidores está en un 40%, y en este tiempo aumentará en un 16% adicional. Pero en los últimos años se ha producido un cambio disruptivo en el sector, con la aparición del estándar NVMe, que eleva el rendimiento de los discos SSD por encima del resto de tecnologías SSD existentes.

Según las investigaciones de SWZD, en 2019 el 13% de las empresas ya utilizaba unidades NVMe en sus servidores locales, un porcentaje que ha subido hasta el 37% y para 2023 podría sumar otro 17% adicional. Aunque los investigadores destacan que aumentará a más del 45% en el caso de las empresas de más de 500 empleados. Mientras tanto, el uso de almacenamiento flash externo también está aumentando entre las empresas. Un 24% ya utiliza matrices All-Flash y el año que viene el porcentaje podría ser de un 44%, un gran cambio desde el 14% de 2019.

Pero cabe destacar que la adopción de matrices All-Flash también es mayor entre las grandes empresas (39%), y solo un 14% de las pequeñas (1 a 99 empleados) cuentan con esta tecnología. Los expertos prevén que otro 29% de empresas está planeando empezar a usar esta tecnología, pero en la mayoría de casos serán empresas grandes, ya que este tipo de almacenamiento es costoso.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology