Nuevas aleaciones para fabricar cintas magnéticas de alta capacidad

  • Noticias y Actualidad

Fujifilm LTO-9 Ultrium 9

El fabricante Fujifilm revolucionó la industria de almacenamiento en cinta con la una nueva aleación magnética de Ferrita de Bario que permitió aumentar la densidad de datos, el rendimiento y la durabilidad de los cartuchos LTO. Con el paso de los años ha ido perfeccionando este material hasta alcanzar la gran capacidad de los cartuchos LTO-9, y seguirá mejorando su tecnología Nanocubic para incrementar las prestaciones de la cinta magnética.

A principios del siglo XXI el fabricante Fujifilm introdujo la tecnología Nanocubic para el almacenamiento en soportes magnéticos de datos y unos años después revolucionó de nuevo el sector con el lanzamiento de una nueva aleación magnética de Ferrita de Bario (BaFe). Este compuesto está formado por partículas más pequeñas con una estructura hexagonal que permitió aumentar considerablemente la densidad de grabación sin pérdida de señal en los cartuchos LTO.

Desde entonces ha seguido apostando por la innovación, evolucionando su tecnología hasta lanzar Nanocubic Barium Ferrite II, que forma parte de las últimas generaciones de cartuchos LTO de la marca, que en los nuevos LTO-9 ha logrado alcanzar una capacidad nativa de 18 Tb. Además, su tecnología patentada ha sido adoptada por otros grandes actores de la industria como IBM y Oracle.

La estructura de Nanocubic está formada por tres categorías, que son Nano Partícula, Nano Dispersión y Nano Recubrimiento, y Fujifilm continúa perfeccionando cada una de ellas para seguir mejorando las prestaciones de los cartuchos, siguiendo la hoja de ruta de la tecnología LTO Ultrium, que se ha ampliado recientemente hasta la 14ª generación. La aleación de BaFe forma parte de la categoría de Nano Partículas, y es una de las bases fundamentales para seguir incrementando la densidad de datos de los cartuchos en el futuro.

Una de las particularidades de la aleación de Ferrita de Bario es que no requiere la capa protectora de pasivación que se necesitaba anteriormente para proteger las partículas metálicas convencionales. Al tratarse de una partícula que ya está oxidada, no se ve afectada por los problemas de oxidación que causaban un deterioro más rápido en las películas de partículas metálicas empleadas tradicionalmente en la industria, lo que da como resultado una vida útil mucho mayor, con una confiabilidad de más de 30 años.

Otra ventaja que aportan estas partículas es que pueden alcanzar un tamaño menor y, gracias a su forma hexagonal, se pueden disponer de forma más ordenada en la superficie de la cinta. Además, esta estructura permite un mejor control de la orientación, que es perpendicular, y una menor densidad de flujo, lo que resulta en una mejor relación señal-ruido. La ferrita de bario presenta unas mejores características de frecuencia en comparación con las aleaciones de partículas de metal tradicionales, lo que mejora la capacidad de grabación y optimiza el uso del cabezal. 

Fujifilm continúa apostando por la innovación en el sector del almacenamiento en cinta LTO y se esperan nuevas mejoras para las futuras generaciones de cartuchos que permitirán incrementar más la densidad de datos por pulgada cuadrada, la durabilidad del soporte y las capacidades de grabación. Además, la compañía está firmemente comprometida con el desarrollo de tecnologías sostenibles para el almacenamiento de datos a gran escala, y seguirá invirtiendo en investigación, desarrollo e innovación para garantizar el futuro de esta tecnología.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.