Los fabricantes de memoria recortan la producción para frenar la sobreoferta

  • Noticias y Actualidad

Descenso

En los últimos meses la demanda de memoria DRAM y NAND flash ha caído muy por debajo de lo esperado, y los fabricantes han ido acumulando un inventario difícil de liberar. Para frenar la depreciación que se está produciendo en esta nueva etapa de sobreoferta las principales marcas están llevando a cabo reducciones drásticas de producción, tratando de dejar margen para las nuevas generaciones de chips.

Las ventas de memoria DRAM y NAND flash están cayendo mucho más de lo previsto como consecuencia del descenso del consumo y la incertidumbre económica global. Esto está llevando a los principales fabricantes de chips a frenar su maquinaria de fabricación, ya que sus inventarios se están llenando, lo que está causando una gran depreciación de sus productos. Los expertos de TrendForce destacan que la tradicional temporada alta del mercado de memoria ha sido mucho más débil de lo esperado, especialmente en el segmento NAND flash, y los precios contractuales han llegado casi al costo de producción, y las marcas temen acabar entrando en pérdidas.

Esta situación ya está siendo confirmada por firmas como Micron o Kioxia, y esta última ya ha anunciado que a partir de octubre reducirá la capacidad NAND Flash en un 30%, siguiendo los pasos de la primera. En el caso de la memoria DRAM los recortes de producción de Micron no serán tan drásticos, pero se espera una reducción del gasto de capital que se extenderá hasta bien entrado el año 2023. Con ello, la marca prevé que el crecimiento anual de bits se reducirá hasta solo un 5%, pero los expertos prevén que estas previsiones podrían revisarse a la baja en el futuro cercano.

Por otro lado, los planes de lanzamiento de las nuevas generaciones de chips NAND Flash de varios fabricantes están sufriendo retrasos, lo que lastraré la evolución de la industria el año que viene. Además, los expertos creen que la reducción de la producción no logrará revertir por sí sola el desequilibrio entre oferta y demanda el año que viene, y se espera que la sobreoferta siga aumentando en el primer semestre de 2023, especialmente en la memoria NAND flash.

Anticipan que la presión sobre el inventario de NAND flash de los fabricantes se reducirá a partir del segundo trimestre de 2023, y para entonces se verá una contención en la caída de los precios. Mientras tanto, el panorama de la memoria DRAM es más positivo y los investigadores creen que la estrategia de reducción de capacidad de los fabricantes sí podría surtir efecto en la primera mitad del año que viene, ayudando a adecuar mejor la oferta a la demanda prevista.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.