Continúa el desplome del precio de la memoria DRAM

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

El aumento de la inflación ha generado una fuerte caída en la demanda de electrónica de consumo que probablemente continuará hasta principios de 2023, a pesar del previsible aumento de ventas a final de año. Esto ha llevado a la industria a cambiar las previsiones del mercado DRAM, y ahora se espera un descenso de precios de entre el 13% y el 18% en el cuarto trimestre.

Los envíos de chips y módulos de memoria DRAM están cayendo como consecuencia del descenso de la demanda de productos de electrónica de consumo, y en los últimos meses los inventarios de los clientes y proveedores han ido llenándose, lo que está impactando de lleno en las ventas y los precios. Los expertos de TrendForce destacan que los fabricantes de tecnología están conteniendo las compras para liberar inventario, y en previsión de que las ventas de dispositivos seguirán bajo los niveles normales hacia final de año.

Por su parte, los proveedores de DRAM están cambiando de estrategia para liberar sus inventarios, pero a pesar de hacer negociaciones de precios a la baja, no están logrando cambiar su posición en el ranking. Este panorama ha llevado a los investigadores a revisar sus previsiones para final de año, y ahora afirman que los precios de la memoria DRAM caerán entre un 13% y un 18% en el cuarto trimestre del año.

Por un lado, las ventas de ordenadores y smartphones seguirán en niveles inferiores a lo previsto anteriormente, aunque los fabricantes han sido capaces de equilibrar sus niveles de inventario para no verse obligados a reducir drásticamente los precios, y no están necesitando ralentizar la fabricación de nuevos chips y módulos DRAM DDR4 y DDR5 para ordenadores. Estas tecnologías están expandiéndose, aunque los precios caerán entre un 13% y un 18%, especialmente los dispositivos DDR5. Pero los expertos señalan que la penetración de los módulos DDR5 en el segmento de PC crecerá entre un 12% y un 15% en el cuarto trimestre del año.

En el caso de los servidores, los fabricantes han disminuido las compras de bits DRAM como consecuencia de un ligero retraso en la llegada de las nuevas plataformas, y se espera que los envíos de servidores completos descenderán en los últimos meses del año. Por otro lado, el inventario de sus clientes se mantendrá alto durante unas 9 a 12 semanas, y los OEM y proveedores de la nube de China han recortado sus previsiones de compra para final de año.

Esto ha llevado a los fabricantes de DRAM a cambiar de enfoque para negociar precios a la baja en mercados como el estadounidense, y se espera que los precios desciendan entre un 13% y un 18% en los últimos tres meses de 2022, algo que podría extenderse al primer trimestre de 2023. En el segmento de servidores la fabricación en masa de la nueva DRAM DDR5 comenzará oficialmente en el cuarto trimestre de este año, y los precios de los módulos de muestra descenderán entre un 25% y un 30% con respecto al trimestre anterior. Aunque la tasa de penetración de esta tecnología actualmente está en solo un 5%, y su llegada al mercado no tendrá todavía un impacto destacable.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.