El precio de la memoria DRAM bajará más de lo previsto en el tercer trimestre

  • Noticias y Actualidad

placas_memorias_1

Las cambiantes condiciones del mercado tecnológico están impactando con fuerza en los precios de la memoria DRAM, que podrían descender un 10% en el tercer trimestre de 2022. Esta caída es mayor a la prevista en estimaciones anteriores, y los expertos destacan que los proveedores han cedido terreno en las negociaciones de precios tras mostrarse más firmes durante los últimos meses.

La industria de memoria DRAM enfrenta vientos en contra, después de dos años de aumento de precios y de crecimiento de la demanda. Durante el segundo trimestre la tradicional temporada alta no ha seguido las previsiones anteriores y las ventas han sido menores de lo esperado, algo que ya está influenciando el comportamiento del mercado en el tercer trimestre. Según las estimaciones anteriores de los expertos de TrendForce, los precios de la memoria DRAM iba a descender entre un 3% y un 8% en el tercer cuarto de 2022, pero ahora han revisado sus previsiones y creen que bajarán un 10% con respecto al trimestre anterior.

Actualmente las empresas están empezando a competir y se está gestando una guerra de precios que podría llevar a caídas incluso mayores. Por un lado, los OEM de PC han reducido sus perspectivas de envíos para los próximos meses, lo que llevará a una contención de la compra de componentes, entre ellos la DRAM, ya que tienen inventario para más de dos meses. Como consecuencia de esta contención de las compras y de la adopción continua de procesos avanzados de fabricación que incrementan la producción, los precios de la DRAM de PC podrían caer entre un 5% y un 10% este trimestre.

En el segmento de DRAM de servidor, actualmente los clientes tienen inventario para entre 7 y 8 semanas, y están convencidos de que el precio seguirá cayendo. Por ello, creen que, si los fabricantes están dispuestos a ofrecer precios más atractivos, los compradores estarían dispuestos a discutir la posibilidad de compromisos de compra de gran volumen. Para los fabricantes este segmento seguirá siendo el impulsor del negocio en este trimestre, pero los precios podrían caer entre un 5% y un 10% con respecto al segundo trimestre.

Los expertos aclaran que las caídas que más determinarán el comportamiento del mercado general de DRAM se producirán en los segmentos de memoria para dispositivos móviles, tarjetas gráficas y televisores inteligentes, que podrían caer entre un 8% y un 13% trimestral, entre un 3% y un 8%, y entre un 8% y un 13%, respectivamente. En la DRAM para móviles se espera una demanda inferior a las previsiones anteriores y la oferta sigue aumentando a medida que los principales fabricantes se pasan a los procesos más avanzados. Como resultado, los vendedores estarán más dispuestos a aceptar precios más bajos.

En el segmento de memoria de gráficos se está viendo una contracción de la demanda a consecuencia de la reducción de ventas de productos finales por la mayor inflación y otros factores económicos. Los proveedores tampoco pueden migrar fácilmente la producción de memoria GDDR a otras categorías, lo que elevará las presiones sobre el inventario. Finalmente, la demanda de televisores inteligentes y otras categorías de productos de consumo equipados con memoria DRAM está cayendo. En estos segmentos todavía se utiliza mucha memoria DDR3 y su precio es elevado, lo que deja mucho espacio para futuras caídas de precio. Y la memoria DDR4 enfocada a estas aplicaciones está tardando en asentarse como la opción principal para los fabricantes de estos dispositivos, lo que podría impulsar aún más el declive de los precios.