El mercado de servidores se ralentizará en el próximo año

  • Noticias y Actualidad

servidor_almacenamiento_1

A pesar de la evolución tecnológica que están protagonizando las empresas y centros de datos, lo expertos estiman que los envíos de servidores crecerán solo un 5,1% este año. De continuar los problemas de suministro que este año están impidiendo satisfacer la demanda de los clientes, el crecimiento de envíos podría descender a un 3,7% el año que viene.

La baja disponibilidad de componentes y materiales para la fabricación de equipos informáticos está impactando de lleno en el mercado de servidores, y en 2022 los proveedores están teniendo grandes dificultades para cubrir la demanda de las empresas y los centros de datos. Los investigadores de TrendForce dicen en su último informe del mercado que la situación está mejorando en la segunda mitad de 2022 pero, incluso en el escenario más positivo, los envíos de servidores crecerán solo un 5,1% este año, y en 2023 la tasa podría descender a un 3,7%.

En su informe los analistas identifican tres causas principales para esta ralentización del mercado. La primera es que, una vez mitigada la escasez de materiales en la cadena de suministro, los clientes han cambiado su estrategia de compras. Anteriormente realizaban grandes pedidos en previsión de sufrir escasez de suministro, y ahora están limitando el volumen de compras para no incurrir en gastos excesivos. Esto se ha traducido en un descenso de pedidos de los ODM de servidores, aunque en TrendForce creen que, por ahora, no afectará sustancialmente al volumen de pedidos de servidores completos en 2022.

El segundo motivo de la ralentización que se está viendo en el mercado es el impacto que está teniendo la creciente inflación y la debilidad general de la economía en la inversión de capital de las empresas. Están adoptando una postura más cautelosa sobre la inversión en tecnología, y los expertos creen que buscarán más flexibilidad, por ejemplo reemplazando ciertos servidores locales por servicios basados en la nube.

Por último, también creen que los cambios geopolítico en ciernes están afectando a la demanda general de los centros de datos de pequeña escala, y también a la construcción de centros de datos hiperescala, que podría ralentizarse en los próximos trimestres. Esto se verá incentivado por las últimas restricciones que ha impuesto Estados Unidos a la venta de tecnologías informáticas clave a empresas de China, y se espera que estas medidas se agravarán en el futuro.

Los cambios en el mercado de servidores afectarán a su vez a los mercados de memoria DRAM y almacenamiento SSD, íntimamente relacionados con la venta y la actualización de servidores. En TrendForce anticipan que la ralentización del mercado de servidores propiciará un aumento del 13% en la densidad de DRAM por equipo en 2023. Aunque esto se producirá en segmentos específicos como los servidores para la transmisión de vídeo, la nube pública y privada.

Algo similar sucederá con los SSD empresariales que se montan en los servidores. Los expertos pronostican que esta categoría experimentará una reducción de entre el 15% y el 20% en el precio a partir del cuarto trimestre de 2022, aunque probablemente esto no logrará mitigar la sobreoferta que se está expandiendo en el mercado SSD. En TrendForce esperan que esta caída de precios y la transición a PCIe 5.0 estimularán el aumento de capacidad de almacenamiento en los servidores completos, con previsión de que la tasa de crecimiento anual del contenido SSD empresarial aumentará al 26,4% en 2023.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.