Energía para centros de datos a base de aceite vegetal hidrotratado

  • Noticias y Actualidad

Centro de datos BigTec

La industria de centros de datos busca alternativas a los combustibles tradicionales para los sistemas de energía de emergencia, tratando de reducir los costes y el impacto medioambiental. Una de las opciones que está popularizándose es el aceite vegetal hidrotratado (HVO), que promete reducciones de hasta el 90% en las emisiones de carbono y otros gases contaminantes, pero este mercado deberá superar importantes retos para despegar.

En medio de la actual crisis energética y de la tendencia hacia la sostenibilidad los centros de datos están replanteándose el uso de combustibles convencionales para los sistemas de alimentación de emergencia. Tradicionalmente se han empleado generadores de energía de diésel, pero están surgiendo diferentes alternativas que pretenden sustituir a los hidrocarburos, cuya combustión genera muchas emisiones de carbono y otros gases nocivos.

Lo primero a tener en cuenta es que para la mayoría de operadores de centros de datos las alternativas que quieran triunfar en el mercado deberían ser utilizables en los generadores actuales, ya que sustituir todo el sistema supondría un coste difícilmente asumible. Con esto en perspectiva, se ha creado un mercado de biodiésel que está ganando cierta aceptación en algunos mercados, pero existen otras alternativas con un trasfondo más sostenible, como el aceite vegetal hidrotratado (HVO), que pretenden conquistar el mercado.

En un reciente artículo del Uptime Institute los expertos explican que HVO es un combustible de segunda generación, obtenido a partir de aceites vegetales crudos, aceites de cocina usados, restos de alimentos o grasas animales, y que puede estar o no mezclado con una porción de diésel proveniente del petróleo. Sus impulsores destacan que, en relación al diésel, el HVO permitiría reducir las emisiones de carbono derivadas de la combustión en hasta un 90%, las partículas emitidas a la atmósfera entre un 10% y un 30%, y los óxidos de nitrógeno entre un 6% y un 15%.

Estas cifras resultan muy atractivas, sobre todo teniendo en cuenta que no es necesario sustituir los generadores actuales por otra maquinaria, ni los depósitos y canalizaciones, y este tipo de aceite ha comenzado a usarse en algunos centros de datos de empresas importantes. Entre ellas están Kao Data, Ark Data Centres y Datum Datacentres en el Reino Unido, Compass Datacenters en Estados Unidos, Stack Infrastructure en Canadá e Interxion en Francia.

Por su parte, la firma Equinix está experimentando con este nuevo combustible en varios sitios con el fin de construir una nueva cadena de suministro independiente de la relacionada con los combustibles tradicionales. Y Micrososf está empleando una mezcla de diésel convencional con al menos un 50% de HVO en los centros de datos que lanzó en Suecia a finales de 2021.

Una de las ventajas adicionales de este combustible es que se puede almacenar durante un período de hasta 10 años sin que pierda sus propiedades, mientras que el diésel de petróleo solo aguanta un año. Además, no sufre contaminación bacteriana, gracias a que no contiene ésteres metálicos de ácidos grasos (FAME), y presenta mejores propiedades de flujo en frío que el diésel, lo que facilita su uso en climas fríos. Finalmente, los expertos del Uptime Institute destacan que el HVO proporciona más potencia al motor por su alto índice de cetano. Esto ha ayudado a que muchos fabricantes destacados de generadores para centros de datos hayan aprobado el uso de este combustible en sus equipos, como Rolls-Royce, Cummins, Aggreko, Caterpillar y Kohler.

Pero no todo son ventajas para el aceite vegetal hidrotratado, ya que su precio es mucho más elevado en regiones como Europa, donde cuesta alrededor del 30% más que el diésel de petróleo. Además, su suministro es todavía mucho más limitado que el de diésel tradicional y, por ejemplo, en Europa solo existe un centro de producción en Finlandia, inaugurada por la refinería de petróleo Neste en 2007, que ya cuenta con cuatro plantas. En Estados Unidos en 2020 sólo había cinco plantas de producción de HVO, a todas luces insuficientes para suministrar a la mayor industria datacenter del mundo.

Según expertos como la firma de biocombustibles Greenea, la cantidad de plantas de producción de HVO puro y coprocesamiento se triplicará en Europa y Asia entre 2020 y 2025, y se multiplicará por seis en Estados Unidos. Pero, a pesar de ello, esto solo permitirá suministrar a un porcentaje relativamente minoritario de la industria. Otro problema que destacan desde el Uptime Institute es que el HVO no solo se produce a partir de aceite usado de cocina, sino que es fácil de fabricar a partir de aceite de palma. Esto podría tener un impacto ambiental enorme, dado que los cultivos de palma son uno de los principales responsables de la deforestación en zonas tropicales, lo que choca de frente con los objetivos de sostenibilidad.

Además, el uso de combustibles de cualquier tipo para la alimentación de centros de datos varía enormemente entre unas regiones y otras. En un extremo están Estados Unidos, Europa y otros países desarrollados, donde el suministro de energía en las redes eléctricas es bastante estable. Esto hace que no sea necesario recurrir a los generadores de respaldo para la alimentación de las instalaciones, excepto en casos puntuales. Pero en otros países los centros de datos se alimentan principalmente de la electricidad producida por sus propios generadores, y aquí el consumo de HVO sería masivo. Al utilizar HVO en estas ubicaciones se lograrían reducir enormemente las emisiones de carbono, pero potencialmente se incentivaría la producción de este aceite a partir de aceite de palma.

En cualquier caso, el aceite vegetal hidrotratado está ganando presencia en la industria y cabe esperar que su uso aumente en la próxima década. Aunque habrá que lidiar con los desafíos que se presentan en cada país, relacionados con la variabilidad de la dependencia de los generadores de combustible como por el coste del HVO y su procedencia. Y será necesario equilibrar los objetivos de reducción del costo y de las emisiones contaminantes para mantener los objetivos de sostenibilidad medioambiental que se han establecido y se irán revisando en el futuro.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecnologías son las más adecuadas?  Conoce más sobre el software FUJIFILM Object Archive, el almacenamiento sostenible, las tecnologías de soporte de almacenamiento de datos o las cintas LTO de FUJIFILM para estar al día de un sector en crecimiento.