Aumenta la desconfianza en la resiliencia de los servicios de la nube y de terceros

  • Noticias y Actualidad

inactividad fallo problema

Como parte de la digitalización muchas empresas están trasladando las cargas de trabajo y los datos a servicios en la nube y a otros proveedores externos, pero cada vez hay más dudas sobre la resiliencia que ofrecen. Esto se debe a que en los últimos años ha aumentado el número de interrupciones originadas en los entornos de estas terceras partes y las empresas están perdiendo la confianza en su capacidad para soportar sus cargas de trabajo.

En los últimos años las organizaciones han acelerado la migración de sus cargas de trabajo a la nube y a otros proveedores externos, lo que les ha permitido reducir el gasto de capital en construir y mantener sus propias infraestructuras de computación, almacenamiento y redes. Pero ha comenzado a extenderse una desconfianza en la resiliencia de los proveedores de la nube pública, como consecuencia de varias interrupciones en los servicios de grandes proveedores de la nube pública, que han impedido el acceso a los datos y las aplicaciones de los clientes.

Estos problemas han afectado a grandes firmas como AWS, Microsoft Azure o Google Cloud, entre otras, y los expertos del Uptime Institute señalan que los problemas van más allá, afectando a otros actores en la externalización de cargas de trabajo empresariales. Los proveedores cloud diseñan su infraestructura y sus servicios para funcionar con una baja tasa de fallos, empleando capas de software, middleware y sistemas que equilibran la capacidad entre diferentes sistemas, redes y centros de datos, redirigiendo las cargas y el tráfico para evitar sitios problemáticos.

Pero, a pesar de ello, el número de interrupciones de cargas de trabajo empresariales externalizadas ha ido en aumento en los últimos años, y uno de los principales motivos es la dificultad para administrar software, datos y redes cada vez más complejas. Las investigaciones del Uptime Institute revelan que solo un 14% de los encuestados cree que los servicios de la nube pública son lo suficientemente resistentes como para ejecutar todas sus cargas de trabajo. Un porcentaje similar considera que no alcanzan la suficiente fiabilidad como para ejecutar ninguna de sus cargas de trabajo, y un 32% no confía en su capacidad para soportar algunas.

En su última encuesta han descubierto que el 39% de las organizaciones ha sufrido una interrupción causada por un problema de un proveedor externo, y también que las interrupciones de alto perfil están aumentando en los últimos años. Desde el año 2016, cuando el Uptime Institute comenzó a monitorizar este tipo de problemas, los operadores comerciales externos de TI y/o centros de datos (nube, alojamiento, colocación, servicios digitales, telecomunicaciones, etc.) combinados han protagonizado casi el 63% de todas las interrupciones públicas, y el porcentaje ha ido aumentando cada año hasta alcanzar el 70% en 2021.

Andy Lawrence, director ejecutivo de investigación de esta organización señala que cuando los proveedores de servicios de centros de datos y TI de terceros tienen una interrupción los clientes se ven afectados de inmediato. Estos exigen una explicación y tratan de obtener una compensación, pero esta no suele cubrir más que una pequeña fracción del coste asociado al bloqueo de sus datos o aplicaciones. Por ello, cada vez más reguladores y empresas buscan una mayor visibilidad, responsabilidad y mejores acuerdos de nivel de servicio, sobre todo en los proveedores de la nube.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology