La competencia entre proveedores cloud potencia el mercado de centros de datos

  • Noticias y Actualidad

centros de datos hiperescala

El auge del mercado de servicios en la nube es imparable y los proveedores de servicios compiten ferozmente por capitalizar la creciente demanda tanto en mercados desarrollados como en los emergentes. Para ampliar su capacidad allí donde no cuentan con suficiente infraestructura propia se ven obligados a alquilar espacio en centros de datos de terceros, lo que se ha impulsado con fuerza el mercado datacenter en los primeros meses de 2022.

La aceleración de la transformación digital está beneficiando a los proveedores de la nube, cuyos servicios que se han convertido en herramientas fundamentales para sostener el crecimiento de los datos, las aplicaciones y la colaboración empresarial y los modelos de trabajo híbrido, entre otros avances. Esta demanda en constante crecimiento está impulsando el mercado de la nube y, como consecuencia, los proveedores están aumentando su capacidad en todos los mercados regionales.

Para lograrlo se están embarcando en proyectos de construcción de nuevas regiones y zonas de disponibilidad de la nube en todo el mundo, pero también se están apoyando en el mercado de centros de datos de alquiler, que les permite desplegar nuevos servicios con más agilidad. La competencia entre los líderes de la nube no para de aumentar y fruto de ello el mercado de centros de datos está creciendo con mucha rapidez.

En un informe presentado recientemente por la firma DatacenterHawk, los expertos destacan que en el primer trimestre de 2022 se ha alcanzado un récord de absorción de capacidad de 800 megavatios en el mercado de centros de datos. Esto equivale al crecimiento que se produjo durante todo 2020, en medio del auge de la pandemia, y gran parte de ello se debe a los clientes de la nube a hiperescala. Estos están compitiendo con fuerza para adquirir nueva capacidad a largo plazo, tratando de anticiparse a posibles interrupciones en la cadena de suministro, un problema que ya está ralentizando la construcción de muchos centros de datos.

Como explica David Liggett, fundador y director ejecutivo de datacenterHawk, “estos grandes clientes están usando y alquilando infraestructura como nunca antes lo habían hecho, y ha creado un mercado que nunca antes habíamos visto en nuestro espacio”. Con ello quiere resaltar que la industria se encuentra ante grandes cambios, aunque señala que gran parte de este aumento se debe al prearrendamiento. Comenta que varias de estas empresas están adoptando una estrategia de futuro pensando en 3 a 5 años, tratando de anticiparse a los próximos desafíos, entre ellos una eventual escasez en la cadena de suministro.

En su informe, aluden a las declaraciones realizadas por Sami Badri, analista de Credit Suisse, quien dijo que “lo que se está volviendo muy obvio es que la subcontratación está aumentando considerablemente a medida que los principales hiperescaladores se esfuerzan por encontrar suficiente capacidad de centro de datos a nivel mundial para alojar la creciente carga de trabajo”.

Destaca el importante papel de los proveedores de la nube en este mercado incipiente, adelantándose a las necesidades de 2023 y 2024. Asegura “los plazos de entrega de la construcción se han ampliado en toda la industria, lo que obliga a cada nube a comenzar a realizar una planificación de la capacidad de varios años con los socios, en lugar de realizar históricamente solo una planificación de varios trimestres”.

Todavía es pronto para anticipar si estos grandes clientes lograrán satisfacer sus necesidades en el primer semestre de 2022 o si continuarán aumentando el arrendamiento en la segunda mitad de año. Los expertos pronostican que el mercado se enfrenta a una etapa de gran competencia y pronostican que en el futuro cercano podría ser difícil encontrar espacio en muchos núcleos importantes de la industria, como consecuencia del gran consumo que están haciendo los gigantes de la nube.

En cualquier caso, esperan que esta incertidumbre impulsará la construcción de más centros de datos masivos, que de un modo u otro acabarán vendiendo su capacidad, ya que muchos clientes empresariales y proveedores de servicios necesitarán ampliar su infraestructura, y para ello recurrirán a proveedores externos. Asimismo, se espera un aumento de los contratos de arrendamiento a largo plazo.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de almacenamiento? ¿Qué tecologías son las más adecuadas? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Synology